Lima. El vicepresidente y ministro de Relaciones Exteriores de Panamá, Juan Carlos Varela, afirmó que los países del Sistema de Integración Centroamericana (Sica) respaldan la propuesta de reducir el gasto militar para dedicar más recursos al desarrollo.

La autoridad indicó a Agencia Andina que el grupo apoyará que la iniciativa forme parte de la Declaración de Lima, que debe aprobar la 40 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realiza en la capital peruana.

Varela señaló que “Panamá apostó a la paz. Hace 21 años abolimos formalmente nuestro Ejército y esos recursos han sido usados para la población”.

Agregó que las naciones del Sica comparten el propósito de invertir más en educación, en desarrollo sostenible, en oportunidades para la población, y no enfocarse en gastos de defensa.

“Más aún cuando nuestra población en Centroamérica, en la década de los 80 vivió tantas guerras civiles entre los hermanos países de la región. Con mucha más razón Centroamérica tiene la autoridad moral de pararse firme y respaldar la propuesta del presidente García”, argumentó.

Colombia y Ecuador también respaldaron la propuesta peruana de reducir los gastos militares en la región.

Añadió que “Panamá está listo para ir de la declaración a la acción, y nuestra prioridad principalmente es el mensaje profundo de esta cumbre que es que debemos invertir más en nuestros pueblos y evitar una carrera armamentista en la región”.

Por su parte, el vicecanciller venezolano para América Latina y el Caribe, Fernando Arias Cárdenas, afirmó que su país es el único que ha reducido efectivamente su gasto militar y puntualizó que su gobierno entiende la seguridad “como defensa y nunca como agresión”.

Afirmó que el despliegue estratégico de bases militares de Estados Unidos cerca de su territorio constituye un riesgo. “Lo menos que podemos hacer es prepararnos para defendernos, con nuestro pueblo y con la tecnología que sea posible frente a la amenaza real que se establece a nuestro lado. Venezuela no entrega el control militar de su espacio territorial, no cede ni terceriza su seguridad ni soberanía”, enfatizó.

Previamente Colombia y Ecuador respaldaron la propuesta peruana de reducir los gastos militares en le región.