Michoacán. Excelsior. Fuerzas federales y grupos de civiles toman el control del corazón de la región michoacana de Tierra Caliente. Ya el sábado, miembros de las "autodefensas" instalaron barricadas en los cuatro accesos a la ciudad, para dejarla prácticamente sitiada.

Hipólito Mora, fundador de los civiles armados, fue el primero que ingresó a la zona y dijo a los medios: “el destino de los delincuentes es la cárcel o el panteón”.

Los patrullajes en la localidad, la veintena de viviendas revisadas y las capturas estuvieron a cargo de las fuerzas federales. Los civiles armados sólo acompañaron el operativo, proporcionando información de presuntos criminales. De hecho, se registra un centenar de detenidos.

La Policía Federal y el Ejército patrullan la ciudad en un helicóptero Black Hawk, de la Comisión Nacional de Seguridad, sobrevolando la zona urbana y vigilando continuamente la zona. Unos cuarenta civiles armados enlistados como defensas rurales ante la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) acompañaron a los agentes federales, proporcionando información de casas de seguridad y viviendas habitadas por presuntos jefes del crimen organizado.

A las 18:00 horas de este sábado, cuando concluyeron los primeros operativos, no se tuvo reporte de enfrentamientos o algún incidente grave; en el primer día de acciones contra los templarios en su bastión histórico más importante,

“La primera parte del avance es reforzar las barricadas en los cuatro puntos cardinales, que la Policía Federal busque a las cabezas y a los informantes del crimen organizado y cuando ya esté limpio vamos a entrar desarmados para declarar municipio libre a Apatzingán”, apuntaban los líderes de la autodefensa de Buenavista Tomatlán.

La nueva estrategia para tomar municipios ahora es diseñada y ejecutada exclusivamente por las fuerzas federales; sólo las barricadas están a cargo de los grupos civiles armados que se encargan de revisar vehículos.

Hipólito Mora celebró el virtual avance de los defensas rurales hasta Apatzingán. Después de participar en el “Rosario por la Paz”, convocado por el padre Goyo, dijo que representa un gran avance del grupo que fundó el pasado 24 de febrero en la comunidad de Felipe Carrillo Puerto, conocida como La Ruana.

“Le vamos ganando la guerra a los templarios y con el apoyo del gobierno seguiremos avanzando para limpiar a todo Michoacán del crimen organizado”, comentó Mora.

El civil dice haber llegado desarmado hasta la zona, a pesar de contar con permiso para portar pistolas, pero sí usaba chaleco antibalas.