A pocas horas de viajar a Cuba para una nueva intervención quirúrgica, el presidente venezolano, Hugo Chávez, hizo un llamado al pueblo a seguir fortaleciendo la conciencia y la unidad popular, y no evitó hablar en público sobre la posibilidad de que lo aqueje un nuevo tumor cancerígeno.

El mandatario habló en la noche del jueves en un acto celebrado en el Teatro Teresa Carreño, de Caracas, en el que sus seguidores le dieron la despedida antes de su viaje de este viernes a Cuba y le desearon una pronta recuperación.

Chávez será operado el lunes o martes próximos en La Habana para que se le extirpe una lesión de dos centímetros localizada en la ingle, en la misma zona en la que en junio último se le quitó un tumor cancerígeno.

"En pocos días sabremos (si la lesión detectada es maligna) y luego el plan de ataque. Si fuera maligno, Dios no lo quiera, habrá que hacer otro tratamiento. Ya los médicos dirán. Ya me están informando cómo sería ese tratamiento", explicó.

De buen ánimo y visiblemente emocionado, cantó una copla llanera luego de ser recibido por una multitud vestida de rojo que gritó "Pa` lante Comandante", según la crónica publicada por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Chávez recordó que el próximo 13 de abril se cumplirán 10 años del intento de golpe de Estado en su contra y expresó su dicha por constatar diariamente que "el Poder Popular se consolida, a través de la conciencia del colectivo", tal como ocurrió en aquel suceso.

Por otra parte, el diputado nacional Earle Herrera anunció que el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodíguez, será el jefe del comando de campaña de Chávez, denominado Batalla de Carabobo. "¡Un pueblo de futuro nació en tus manos, Chávez!", refirió Rodríguez.

El líder bolivariano se postula para la reelección en los comicios del 7 de octubre próximo, en los que enfrentará a Henrique Capriles, candidato único de la oposición surgido en primarias abiertas.

Chávez prometió que luchará sin descanso y sin tregua por su salud, con el respaldo del pueblo, de la ciencia, el amor y la voluntad que tiene por vivir.

Explicó que si se confirma la existencia de otro tumor cancerígeno, habría que actuar rápido. "Ese cáncer lo declaramos, y si es que regresa, escuálido y como tal será tratado, de manera inclemente y como tal será derrotado. Amén, que así sea", enfatizó.

Afirmó también que con el apoyo de los venezolanos demostrará que la burguesía está "incapacitada moral, ética y políticamente para gobernar a Venezuela", y advirtió que la derecha seguirá creando rumores sobre su estado de salud.

"Aún si ese nuevo elemento que yo tengo allí incubado fuera maligno, vamos a suponer, igual lo trataríamos y lo echaríamos", insistió, y ratificó que conducirá al pueblo a "una nueva victoria el 7 de octubre".

El mandatario, de 57 años, fue operado en junio del año pasado en Cuba de un tumor en la región abdominal y luego se sometió a un tratamiento con quimioterapia.