Caracas. En el marco de las celebraciones por el aniversario de la independencia venezolana, el presidente Hugo Chávez afirmó que respetará al mandatario electo de Colombia, Juan Manuel Santos, mientras él también entregue respeto.

En su discurso en una sesión especial de la Asamblea Nacional de Venezuela, el mandatario sostuvo que "Colombia ha electo a un nuevo presidente, respetado es siempre que respete a los demás gobiernos, siempre que respete a los que somos soberanos”.

Al respecto recordó el bombardeo hecho por Colombia, cuando Santos era ministro de Defensa, a un campamento de las FARC ubicado en territorio ecuatoriano. A juicio de Chávez este tipo de situaciones "se ponen fuera del concierto de las naciones hermanas" y "no se pueden tolerar".

Enfatizó que la incursión militar "es la más grande provocación que ha ocurrido en los últimos años" y añadió que "gracias a Dios y a la madurez de nosotros (en el continente), ese hecho tan grave, no generó una escalada a un conflicto", dijo Telesur.

La Iglesia y EE.UU. Hugo Chávez también puntualizó que su país no tiene "ningún plan para exportar revolución alguna” y siguiendo sus críticas a Estados Unidos expresó que existe “la mano invisible, o a veces visible, huesuda y mal oliente del imperio, no es una, son múltiples manos, sembrando discordia entre nosotros".

En este sentido señaló que a los gobiernos progresistas de la región los "han tratado de presentar como los instigadores a la violencia, como el facto peligroso, como dicen o han dicho en el Pentágono, que divide, que perturba al continente".

En esta misma línea, cuestionó duramente al cardenal venezolano, Jorge Urosa Sabino. “A mí me daba mucho dolor cuando veo al Cardenal de nuestra Iglesia Católica como un troglodita, tratando de meterle miedo al pueblo diciendo que en Venezuela ha llegado el comunismo".

Agregó que "este pueblo no merece ese cardenal (...) porque este pueblo es católico cristiano (...). Es indigno ese señor de llamarse cardenal de la Iglesia Católica”.

Y advirtió que "este pueblo no es manipulable, ni por sotanas, ni por nadie, este pueblo es libre de construirse a sí mismo".