Caracas. En un acto multitudinario realizado en la avenida Bolívar, donde juramentó a 35.000 miembros de la Milicia Nacional Bolivariana, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó que si lo asesinan, ellos deben tomar el poder y “barrer a la burguesía de todos los espacios políticos y económicos”.

En un encendido discurso, afirmó que “tenemos que prepararnos también en lo militar, de allí la necesidad de seguir asimilando el concepto de que la defensa es de todo el pueblo y es de todo la responsabilidad de prepararnos para asegurar la independencia y la soberanía de la patria".

Explicó que los milicianos que prestaron juramente son “batallones estudiantiles, de las unidades de cuerpos combatientes, campesinas y obreros" a quienes llamó para estar listaos para “en cualquier momento tomar las armas que ahí tienen y salir a dar la vida si hubiera que darla por la revolución bolivariana".

Asimismo le pidió no descansar hasta consolidar definitivamente la “revolución socialista", indicó El Universal.

Según el mandatario, los sectores de oposición insisten en el camino del golpe de Estado o el magnicidio. Enfatizó que materializar la opción de derrocarlo es difícil “por no decir imposible" ante un cuadro de generales, tropas y milicias formados "en la conciencia de la patria revolucionaria".

Sin embargo advirtió que su asesinato "sigue a la orden del día" y afirmó que "esta burguesía continúa con sus planes para liquidarme físicamente. Si lo hicieran, óiganme bien, ustedes no pierdan la cabeza, el juicio, no, allí están los líderes, el partido, mis generales, mis milicias, mi pueblo, ustedes saben lo que tendrían que hacer, sencillamente tomar todo el poder en Venezuela, absolutamente todo, barrer a la burguesía de todos los espacios políticos y económicos, profundizar la revolución a fondo, radicalizarla a fondo", subrayó, para luego aclarar que: "sencillamente cumpliendo con la Constitución".

Añadió que "si algo le duele a la burguesía (son) sus medios de comunicación, sus grandes empresas, sus monopolios que todavía tienen y que algún día no tendrán, el poder que han conservado aquí, sus bancos, les dejo esa reflexión".

Advirtió que se respondería duramente a un intento de Golpe de Estado. "Si hubiera otro intento de 11A vendría otro 13A elevado a la enésima potencia. El Chávez pendejo de hace ocho años quedó atrás (...) Yo levantaría de nuevo este crucifijo y la Constitución, pero iríamos pueblo y soldados a darle una respuesta que barrería a la burguesía, por eso es mejor que sigan con sus peleas y su Mesa de Unidad", dijo.

Por otra parte, Hugo Chávez indicó que espera contar con la presencia del presidente de Cuba, Raúl Castro, en la celebración bicentenaria del 19 de abril.