El presidente Hugo Chávez denunció que la embajada venezolana en Trípoli fue "saqueada y asaltada" por "hordas".

El presidente aseguró que, de acuerdo a informaciones del embajador venezolano en Libia, la legación diplomática fue asaltada.

El jefe de Estado dijo que en Libia "la tragedia apenas comienza" y acusó a Estados Unidos y potencias europeas de apoyar una masacre de civiles en Trípoli.

Chávez también anunció que "en las próximas semanas" viajará a Moscú el ministro de Finanzas, Jorge Giordani, para afinar un crédito con Rusia.

A su salida de un encuentro en Caracas con el canciller ruso, Sergei Lavrov, Chávez confirmó este viaje, que servirá para ultimar el crédito de US$4.000 millones que afina Caracas a la Federación rusa.

El gobernante aseguró que en ese encuentro se abordaron temas de carácter comercial, tecnológico y militar. "Vamos a fotalecer la cooperación técnico-militar", dijo el presidente a periodistas.

Chávez se refirió a la crisis financiera que enfrenta Estados Unidos y la comparó con la que padeció esa nación en los años 30.

Aseguró que su colega estadounidense es "nulo" y afirmó que si hubiera cumplido con sus promesas electorales, "estaría muerto".