El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo durante un acto de campaña en El Poliedro que en marzo de este año, después de su segunda operación, consideró nombrar un sucesor ante la proximidad de las elecciones.

"Pensando en mi soledad decía, pareciera que es hora de buscar a alguien que asuma la responsabilidad de seguir al frente de este esfuerzo revolucionario. Llegué a pensarlo y lo hablé mucho con Fidel, hace pocos meses, porque era marzo y yo sacaba la cuenta. Una campaña tan exigente como esa", afirmó.

Chávez se sometió a una segunda operación para eliminar células cancerígenas durante el mes de marzo en Cuba a lo que siguió un tratamiento de radioterapia.

Agregó que se aferró al esfuerzo, porque asegura que en las elecciones del 7 de octubre "está en juego la revolución" y "después de seis meses, aquí estoy a un mes de las elecciones. Estoy haciendo todo el esfuerzo para conducirlos a una gran victoria", dijo.

El mandatario dijo también que aspira a lograr 10 millones de votos y exigió a sus seguidores un mayor esfuerzo para establecer contacto y convencer a los indecisos.