La Fría, Venezuela. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo este jueves, a contracorriente de la mayoría de las opiniones alrededor del mundo, que la muerte de Muamar Gadafi fue un "atropello" a la vida y aseguró que el derrocado líder libio será recordado como un "mártir".

Gadafi murió en manos de combatientes libios a los que alguna vez llamó "ratas" por las heridas que sufrió, algunas aparentemente después de su captura, en la batalla por Sirte, su ciudad natal y último bastión de apoyo.

Chávez, que el jueves aseguró haber superado el cáncer que le fue detectado hace cuatro meses, mantenía una relación de amistad con el líder libio caracterizada por sus antecedentes militares, ideas económicas de izquierda, relaciones antagónicas con Estados Unidos y membresía en la OPEP.

"A Gadafi lo asesinaron, es un atropello más a la vida (...) lo recordaremos como un luchador, un revolucionario y bueno, como un mártir", dijo Chávez en el estado occidental de Táchira a donde acudió para agradecer a una imagen de Cristo por su pronta recuperación.

"Esta historia en Libia está recién comenzando porque ahí hay un pueblo, hay dignidad, el imperio yankee (Estados Unidos) no podrá dominar este mundo", destacó el mandatario.

Gadafi fue derrocado por fuerzas rebeldes el 23 de agosto, una semana antes del aniversario número 42 del golpe militar que lo llevó al poder en 1969.

La muerte de Gadafi en sí misma se convirtió tal vez en el acontecimiento más dramático desde las revueltas de la Primavera Arabe que han derrocado a los gobernantes en los vecinos Túnez y Egipto y que amenazan a los líderes de Siria y Yemen.