Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, alternó el trabajo con el fútbol, aprobando proyectos mientras veía jugar a su selección contra Ecuador, mostrándose al frente del gobierno a pesar de su lucha contra el cáncer.

Chávez, de 56 años, adicto a maratónicos discursos, regresó recientemente al país petrolero desde Cuba, luego de que se le extirpó un tumor maligno en el abdomen, del que se desconoce el tipo y la gravedad. Su ausencia del país por casi un mes produjo incertidumbre sobre la conducción del gobierno.

Chávez se reunió el sábado con algunos de sus ministros para tratar asuntos del gobierno y ver a la selección venezolana de fútbol jugar contra Ecuador por la Copa América. Imágenes de televisión lo mostraron coordinando con ellos, pero también viendo y comentando el partido, que finalmente ganó la vinotinto 1-0.

Chávez aplaudió el desempeño de la selección y de su entrenador y a través de su cuenta en la red social de Twitter festejó el gol que le dio la victoria a la vinotinto.

Durante la reunión, el mandatario aprobó algunos proyectos durante el encuentro con sus ministros y dijo que tenía que llamar a algunos de los presidentes que se interesaron por su salud para agradecerles por la preocupación.

El mandatario firmó además decretos autorizando una emisión de deuda para planes de vivienda, agrícolas, infraestructura y empleo. También dio luz verde a operaciones de crédito público para la reestructuración deuda.