El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recalcó la normalidad con la que se ha llevado el segundo simulacro electoral realizado este domingo.

"Estamos muy contentos, todo ha funcionado muy bien, se han instalado los 1.553 centros de votación y casi 5 mil votos en más de 1.000 parroquias, dando una demostración de eficiencia", expresó durante un contacto telefónico con el programa Dando y Dando, transmitido por Venezolana de Televisión.

Chávez descartó la posibilidad de fraude en el próximo proceso electoral del 7 de octubre, “yo estoy seguro que no puede haber fraude”, dijo el mandatario.

Aseguró que “gracias a la revolución tenemos un Centro Nacional Electoral (CNE) eficiente”, mientras destacó la capacidad tecnológica del organismo.

Proceso normal. Por su parte, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena informaba este domingo que el simulacro comicial que se llevaba a cabo en todo el país se realizaba con total normalidad.

Desde tempranas horas, los venezolanos acudían masivamente a los 1.553 centros de votación dispuestos en todo el país por el CNE para participar en la jornada que culmina a las 3:00 de la tarde.

"Estamos probando la plataforma tecnológica (...) los electores han acudido con total normalidad", afirmó Lucena, quien puntualizó que el éxito de la jornada "son buenas noticias" con miras a las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Por otra parte, el presidente Chávez señaló que las intenciones del candidato de la oposición de suspender las transferencias de Pdvsa al Fonden "sería un golpe de Estado".

Señaló que "suspender las transferencias al Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), además de violar la ley, sería paralizar más de 100 proyectos en marcha para el desarrollo"

Asimismo, dijo que "el que vaya a votar por la derecha tiene que saber que está votando por lo peor del pasado".

Añadió que el Fonden es una ley y que "si ellos (la oposición) ganaran las elecciones, en un supuesto negado, ahí está la Asamblea Nacional que es mayoría".

Para Chávez el programa de la derecha implica romper los acuerdos con China, Rusia y Mercosur. "Este es el programa del Majunche", sentenció.