Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que está en condiciones "inmejorables" tras finalizar su tercera ronda de quimioterapia y, para demostrar su energía, hizo flexiones frente a las cámaras de televisión.

Acompañado del vicepresidente ejecutivo, sus ministros y de dos de sus hijas, el líder socialista abandonó el Hospital Militar de Caracas, a donde llegó el último fin de semana para continuar con su tratamiento, que aseguró era preventivo.

"Estoy muy motivado, con el alma encendida de luz, de vida (...) y el cuerpo también", dijo Chávez, quien hizo unos breves ejercicios físicos en televisión para demostrar su mejoría y comentó que en la semana que estuvo hospitalizado recuperó más de un kilo de peso.

El director del centro asistencial del hospital, doctor Earle Siso, dijo que "se aprecia de la mejor condición no solamente anímica sino físicamente" del mandatario.

A la salida del centro asistencial, Chávez se subió a una camioneta de vidrios ahumados y por el techo corredizo saludó a miles de seguidores que se apostaron al costado de la vía que lo llevaba hacia el palacio presidencial de Miraflores, donde fue recibido por más gente.

El venezolano recibió las anteriores dos rondas de quimioterapia en Cuba, desde donde anunció en un mensaje televisado a fines de junio que le fue extirpado un tumor canceroso del tamaño de una pelota de béisbol.

Su estadía en La Habana desató las críticas de la oposición política que en febrero de 2012 elegirá en unas primarias al contendiente de Chávez.

En el palacio de Gobierno, ovacionado por una gran multitud y con músicos en vivo, Chávez dijo que todavía no sabe "si hará falta un cuarto ciclo de quimioterapia. Si hace falta, vendrá".

"La quimioterapia que me están aplicando es preventiva. No es que hay células malignas en mi cuerpo, no las hay y tengo fe de que no las habrá", comentó luego de cantar un par de veces.

Una joven madre de 24 años, Esperanza Moreno, viajó unos 850 kilómetros desde la ciudad de San Cristóbal del fronterizo estado Táchira para ver a Chávez.

"Vine de San Cristóbal para saludarlo y pedirle que se mejore. Estoy cumpliendo un sueño al estar en Miraflores. No he parado de llorar desde que entre a Palacio", dijo entre lágrimas con su hijo de cinco años en brazos.

El tipo y la gravedad del cáncer que padece Chávez no ha sido revelado, pero el militar retirado de 57 años ha repetido hasta el cansancio que vencerá a la enfermedad y será el candidato del oficialismo en las presidenciales del 2012.

Desde que Chávez, cercano aliado del cubano Fidel Castro, asumió la presidencia en 1999 ha nacionalizado vastos sectores de la economía en su intento por llevar al país OPEP por la ruta del socialismo.