Bogotá. Comenzó a rendir frutos la estrategia internacional del electo presidente, Juan Manuel Santos, quien había designado a su nombrada canciller, María Ángela Holguín, para viajar a Caracas y entablar contactos con el gobierno venezolano de Hugo Chávez con miras a la normalización de relaciones, tras más de un año de graves tensiones.

Este miércoles mismo Chávez mencionó su disposición para retomar el diálogo entre los dos países y autorizó a su canciller, Nicolás Maduro, para que se reúna con Holguín. “Estamos dispuestos, siempre y cuando a Venezuela la respeten”, señaló.

Aclaró que no ha recibido la anunciada invitación para asistir a la posesión de Santos y que de todas maneras evaluaría por razones de seguridad.

Según Chávez, los principales temas a discutir entre las dos naciones pasarían por “los continuos ataques contra nosotros (…) y las bases militares de Estados Unidos” (la autorización colombiana para que tropas norteamericanas operen en siete bases del país).

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, tampoco descartó recibir a Holguín y destacó que Colombia está en una fase de transición entre dos gobiernos.

La designada canciller, Ángela Holguín, dijo que sólo tiene respeto y aprecio por Venezuela y Ecuador, y que buscará un diálogo directo con esos países hermanos.

Sobre el caso de Ecuador, destacó el interés de aclarar las diferencias por el bombardeo en que fue abatido Raúl Reyes. “Estaremos pendientes del desarrollo de esos aspectos, que son muy importantes tanto para el general Padilla como para el presidente Santos, y para que haya una buena relación con Ecuador”, explicó.