Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo este lunes que pedirá a la Asamblea Nacional poderes especiales para legislar por decreto hasta por 18 meses, medida que le permitiría apurar reformas anticipándose a la pérdida de terreno de sus seguidores en el parlamento.

Chávez ha contado con tres leyes de poderes especiales, popularmente llamadas Habilitantes, en sus 11 años de gobierno -por seis meses en 1999, por un año en el 2000 y por año y medio en el 2007- con las que aprobó más de 100 leyes, entre ellas las que permitieron nacionalizar el sector petrolero, una reforma agraria y elevar el número de magistrados en la Corte.

"Se está discutiendo ahora si la solicitamos mínimo de seis meses (...) y máximo de 18 meses", dijo en cadena nacional de radio y televisión.

Chávez, que asegura liderar una revolución socialista, argumentó que el pedido se fundamenta en la necesidad urgente de implementar leyes para paliar las millonarias pérdidas en cosechas e infraestructura causadas por el temporal que provocó unas 34 muertes y 130.000 damnificados.

Líderes de la oposición han dicho que la Asamblea sólo puede dar una Habilitante por el tiempo que resta al poder Legislativo en funciones y que ésta no podría abarcar el nuevo período que comienza el 5 de enero del 2011.

Al respecto, Chávez calificó a sus adversarios de "locos".

"Necesito atribuciones especiales que me da la Constitución, no son fuera de la Constitución, yo no haré nada que no esté dentro de la Constitución, para enfrentar la coyuntura, la emergencia de estos días, que es bastante difícil", agregó el mandatario, quien precisó que el martes entregaría el proyecto de ley a la Asamblea.

La oposición volverá a tener participación en la Asamblea Nacional a partir de enero del 2011 luego de haber ganado algunos escaños en las elecciones legislativas de septiembre, aunque los partidarios de Chávez conservan la mayoría.

La diputada opositora Pastora Medina dijo que Chávez, con su pedido, lo que busca es ganar tiempo aprovechándose de la catástrofe que golpea al país para "limitar a la nueva Asamblea Nacional".

"Chávez, con esta ley habilitante, se está consolidando como dictador porque está pasando por encima de los poderes para gobernar (...) Es una locura, un abuso, un irrespeto a la voluntad popular y un golpe de Estado a la Constitución", sentenció.

Analistas aseguran que una Habilitante no se justifica por las fuertes lluvias que han azotado al país petrolero ya que existen suficientes instrumentos normativos y capacidad del Gobierno para afrontar la emergencia.

Pero Chávez, quien dijo que los afectados directos e indirectos por las lluvias suman unos 500.000, advirtió a las empresas privadas de telefonía a que cooperen.

En Venezuela operan la filial local de la española Telefónica, Movistar, además de la local Digitel.

"Si no respondieran, o respondieran negativamente, viene la ley Habilitante para obligarlos. Que no cumplieron; los expropiamos, yo no tengo problemas", advirtió Chávez.

Asimismo, advirtió a las empresas de alimentos y transportes.

Por otro lado, el líder socialista hizo un llamamiento a la calma a los afectados por el temporal, especialmente a los que han sido alojados en el palacio presidencial.

"Vamos a hacer todo lo que podamos para que a ustedes no les falte nada. El tiempo que haya que esperar nunca va a ser mayor de año y medio", confió.