Hugo Chávez sigue blindándose. El presidente venezolano anunció que su gobierno evalúa la posibilidad de comprar en los próximos años aviones Sukhoi 35 que reforzarían la flota de ese tipo de aeronaves que tiene Venezuela.

El gobernante agradeció a su par ruso, Vladimir Putin, el apoyo que ha dado a Venezuela para la compra de armas, e indicó que si su gobierno no hubiese adquirido los 24 Sukhoi no tendría aviones.

“Estamos interesados en evaluar la posibilidad de adquirir en los próximos años una flota de Sukhoi 35”, dijo el mandatario en mensaje trasmitido por cadena de radio y televisión.

Venezuela ha sido afectada por un embargo a la venta de equipos militares por parte de Estados Unidos, que incluso ha derivado en la cancelación de acuerdos de venta de aviones militares de transporte y entrenamiento de fabricación española y brasileña, respectivamente, a este país por tener componentes o licencias estadounidenses.

Carrera armamentista. El gobierno de Chávez inició a partir del 2004 importantes compras de armas a Rusia, pese a las críticas de Estados Unidos, que incluyeron la adquisición de 100.000 fusiles Kalashnikov AK 103, 53 helicópteros y 24 aviones Sukhoi, por un monto cercano a los US$4.400 millones.

Chávez informó en junio que las fuerzas militares venezolanas iniciaron la producción de fusiles, granadas, aviones no tripulados de vigilancia, pólvora y municiones, con el apoyo de Rusia, Irán y China.

Chávez dijo a comienzos de mes que su gobierno comprará a China vehículos blindados anfibios por US$500 millones.