Caracas. Una misión libia se encuentra en Caracas para discutir una solución pacífica al conflicto bélico que sacude al país africano, dijo este martes el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

El mandatario sudamericano es un aliado del líder libio Muammar Gaddafi, con quien se ha solidarizado desde que estalló en febrero una revuelta popular en su contra y ha criticado las acciones militares de los gobiernos occidentales.

"Ha llegado una delegación enviada por el presidente Gaddafi y está en Venezuela y estamos tratando de buscar apoyo internacional para darle una salida pacífica y que se acabe. Ya está bueno de guerras, de atropellos, contra los pueblos del tercer mundo", dijo Chávez en un discurso frente a obreros.

"Nosotros estamos empeñados a buscar una salida política al drama que hoy vive el pueblo libio", insistió.

El no entregó detalles sobre qué funcionarios integran la delegación.

En marzo, Chávez intentó encabezar una iniciativa mundial para evitar la acción militar de Washington y sus aliados de la OTAN en contra del Gobierno libio, pero su propuesta recibió una tibia acogida y fue rechazada por el hijo de Gaddafi, Seif al-Islam.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que los cancilleres regionales que se reunían en Caracas el martes habían tratado el conflicto. La diplomacia y el diálogo deberían tener prioridad, afirmó, y se debe preservar la unidad nacional de Libia.

"(Trabajamos) en una propuesta cuyo contenido se orienta hacia la necesidad de superar la inercia de la guerra que se ha impuesto y hace un llamado al entendimiento y a incrementar los esfuerzos para detener la barbarie", dijo Maduro a periodistas.

Venezuela ha sido mencionado como un posible refugio para Gaddafi si él se decide a abandonar su país, pero funcionarios de Chávez han negado que esa opción se esté considerando.

La Unión Africana también está buscando una solución no militar a la violencia en Libia que exija un cese inmediato de las hostilidades seguido por un período de transición y diálogo político.