Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez dijo este domingo que Lorenzo Mendoza, uno de los hombres más ricos del mundo y dueño de una importante cervecería, planea postularse a la presidencia del país sudamericano con el apoyo de Estados Unidos.

Chávez, un declarado enemigo del "imperialismo" estadounidense, no brindó pruebas para apoyar sus afirmaciones de que el propietario de Empresas Polar tiene ambiciones políticas.

Pero remarcó que el multimillonario debería pensar cuidadosamente antes de pasar a la política porque el Gobierno controla el suministro de cereales.

"Quiere ser presidente Lorenzo Mendoza, y los yanquis lo están guiando", dijo Chávez.

"La Polar va a depender de que yo le venda o no le venda un maicito por ahí, dependen de nosotros. Pero ellos son prepotentes, ahí está la prepotencia de la burguesía, que se creen dueños de todo", agregó el mandatario.

En las últimas semanas, Chávez frecuentemente ha advertido al magnate que podría nacionalizar a la cervecería y a la mayor empresa de alimentos del país en su guerra económica contra la "burguesía".

Chávez ya ha nacionalizado docenas de compañías, entre ellas multimillonarios proyectos petroleros.

Chávez propuso cambiar el nombre a la estatal PDVSA a Petróleos de Venezuela Socialista.

"Cuidado Mendoza (...) Vas a terminar con nada", dijo este domingo Chávez.

Los ataques contra Mendoza y lo que Chávez llama la "burguesía apátrida" de Venezuela parecen tener el objetivo de unificar a sus simpatizantes contra la oposición de cara a las elecciones legislativas en septiembre.

Mendoza, que junto a su familia ocupa el puesto 125 en la lista de personas más ricas del mundo de la revista Forbes, es una figura pública muy conocida cuya compañía es una parte central de la cultura venezolana, fabricante de la principal cerveza y de la más popular marca de harina para cocinar las tradicionales arepas.

Polar fue fundada en 1941 por el abuelo de Mendoza.

Chávez ejerce la presidencia venezolana desde hace más de 11 años y posiblemente se postule en las próximas elecciones, en 2012. Los comicios legislativos de septiembre son vistos como una prueba importante del apoyo que tiene la oposición.

Nacionalizar Polar podría ser una decisión impopular, pero eso no significa que Chávez no vaya a hacerlo. En 2007, el mandatario se negó a renovar la licencia del canal de televisión más popular del país, pese a la oposición de sus propios simpatizantes.

Cambio de nombre para PDVSA. Asimismo, Chávez propuso cambiar el nombre de una de las mayores petroleras del mundo y una importante proveedora de crudo a Estados Unidos, la estatal PDVSA, a Petróleos de Venezuela Socialista,

En sus 11 años en el poder, Chávez ha sumado una estrella a la bandera venezolana, creó una nueva zona horaria que difiere en media hora de la de sus vecinos y rebautizó a la nación, la que ahora se llama la República Bolivariana de Venezuela.

El carismático líder, acusado por sus críticos de crear un sistema de culto en torno a su figura, no ha puesto su propio nombre a calles o lugares públicos.

Pero la mayoría de empresas controladas ahora por el estado en su plan de nacionalización, llevan nombres relacionado a sus políticas de izquierda o a Simón Bolívar, el héroe de la independencia sudamericana.

"Este país comenzó a ser gobernado por un pueblo cada día más consciente, por los trabajadores, por la clase obrera, y este es un instrumento de la clase obrera", dijo Chávez en su programa semanal de televisión.

"La patria nueva la PDVSA nueva, Petróleos de Venezuela Socialista", añadió en una transmisión desde un mejorador de crudo que fue controlado por ConocoPhillips hasta la nacionalización de 2007.

PDVSA está catalogada como la cuarta mayor petrolera del mundo según una encuesta anual de la revista especializada Petroleum Intelligence Weekly. La firma es la mayor exportadora de crudo de Sudamérica y una de las principales abastecedoras del hidrocarburo para Estados Unidos.

Chávez dijo que ordenó un estudio para ver si el nombre puede ser cambiado.