Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo este domingo que profundizará su revolución socialista, luego de sufrir un revés en las elecciones legislativas del país al no alcanzar los dos tercios de los escaños.

El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) logró el domingo pasado la mayoría de diputados pero fracasó en su intento de conservar las dos terceras partes del hemiciclo que le permiten aprobar leyes orgánicas y designar poderes del Estado sin necesidad de negociar con otras fuerzas políticas.

El conteo final del Consejo Nacional Electoral (CNE) le otorgó 97 curules al oficialismo frente a 65 escaños de la oposición .

"Sólo por el socialismo iremos saliendo de la miseria. Yo estoy dedicado y decidido a profundizar la revolución bolivariana y socialista", dijo Chávez el domingo a través de su cuenta Twitter @chavezcandanga.

"¡Nada ni nadie detendrá la revolución socialista, democrática y bolivariana!", escribió el mandatario en su columna dominical "Las líneas de Chávez".

El mandatario socialista, hijo ideológico del cubano Fidel Castro, ha nacionalizado vastos sectores de la economía en el país socio de la OPEP e incrementó la presencia del Estado en sectores claves de la cadena productiva en sus 11 años en el poder.

El domingo en su programa Aló Presidente, Chávez dijo que prepara una nueva ofensiva de recuperación de tierras.

"No debe quedar ni un hueso sano del viejo latifundio (...) latifundio que haya latifundio que vamos a tomar para convertir a Venezuela en una potencia agrícola", dijo.

El mandatario socialista ha prometido acabar en repetidas oportunidades con los latifundios y ha advertido que expropiará las tierras que las autoridades consideren clave para el abastecimiento nacional o que estén produciendo por debajo de su capacidad.

Los productores agropecuarios privados consideran que el control hunde la productividad del campo venezolano ya que los ajustes llegan tarde y no cubren el aumento de costos, lo que impulsa los precios y propicia situaciones de desabastecimiento.

Los alimentos son el segmento que más presiona el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que acumula un alza de casi el 20% en los ocho primeros meses del año pese a que el país está inmerso en una prolongada recesión económica.

El gobierno de Chávez mantiene desde el 2003 un control de precios sobre varios alimentos básicos -como la leche, el café, algunos cortes de carne y varios tipos de granos- alegando que así combate la especulación y cubre las necesidades básicas de la población.