Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, espera señales concretas de parte del próximo mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, para avanzar en la recomposición de las relaciones entre ambos países.

"Tenemos que recibir señales claras e inequívocas de que hay una voluntad política real en el nuevo gobierno de Colombia, para reemprender el camino del diálogo, sin trampas", escribió el mandatario, en su tradicional columna dominical  Las Líneas de Chávez.

Chávez, un crítico de Washington, rompió las relaciones diplomáticas con Colombia por las acusaciones del gobierno del saliente presidente Alvaro Uribe, un cercano aliado estadounidense, de albergar a terroristas.

El gobierno venezolano ha negado las acusaciones colombianas y dice que no tolerará ningún grupo de fuerzas armadas extranjeras en su territorio.

El gobernante afirmó que “por dignidad” no tuvo otra alternativa que romper las relaciones, ante "tantas provocaciones y tantas agresiones” por parte de Uribe, a quien definió como "el administrador de los intereses estadounidenses en Colombia".

"Confío en que la Colombia bolivariana, la Colombia que piensa y ama, la Colombia profunda que encarna su pueblo, la Colombia de sus grandes intelectuales y sus verdaderos líderes políticos, haga sentir la fuerza de su voz contra quienes quieren convertirla en la plataforma de una intervención militar estadounidense en Venezuela", enfatizó.

El mandatario también señaló que la recomposición de las relaciones con Colombia debe hacerse "sin obviar que  Uribe deja tierra arrasada detrás de sí y todos los puentes rotos".

Propuesta de paz. En tanto, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, adelantó que su país presentará una "propuesta de paz", que permita resolver el conflicto con Colombia, durante la cumbre extraordinaria de cancilleres de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) del próximo jueves.

"Vamos a llevar la posición de paz que propone Venezuela para Colombia", dijo el canciller venezolano, Nicolás Maduro, sin entregar detalles respecto al contenido de la iniciativa con la que se busca poner fin al conflicto diplomático.

En el mismo sentido, Maduro recalcó que “esperamos una gran rectificación del próximo gobierno", al destacar que "sobre la base del respeto todo es posible: la convivencia, la coexistencia pacífica y la cooperación".

"No puede haber relaciones entre vecinos si uno de los vecinos te está agrediendo, te está amenazando, presta su territorio para que un malandro como Estados Unidos ponga sus bases militares", enfatizó.

Aunque el gobierno venezolano no confirmó si la iniciativa abordaría las denuncias colombianas, respecto a la presencia de grupos terroristas en su territorio, Chávez rechazó la presencia de una fuerza de cualquier tipo en su país.

“Hemos rechazado, rechazamos y rechazaremos siempre la posibilidad de que una fuerza guerrillera extrajera, paramilitar extranjera, o militar extranjera se instale en el más pequeño milímetro cuadrado de nuestro territorio soberano”, expresó a la estatal agencia ABN.

"No estamos exentos de que de manera ocasional algún grupo pueda penetrar en una frontera tan extensa, pero de allí a que nosotros vayamos a adoptar una política de guerra, criminal y asesina, como la ha adoptado el gobierno de Colombia contra su propio pueblo hay un trecho bien largo”, precisó.

Suministro. En otro plano, el gobernante venezolano también amenazó con cortar todo el suministro de petróleo venezolano a Estados Unidos en caso de una ataque militar de Colombia.

"Si hubiera alguna agresión armada contra Venezuela desde territorio colombiano o cualquier otro lugar impulsado por el imperio yanqui, nosotros, aun cuando aquí tengamos que comer piedras, le suspenderíamos el envío de petróleo a los Estados Unidos de Norte América", dijo Chávez

"No enviaríamos una gota de petróleo mas a sus refinerías, ni una gota mas", amenazó el mandatario, a una animada multitud durante un encuentro de su partido socialista.

Con información de Reuters