Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo este martes que confía en que el cuarto ciclo de quimioterapia que iniciará en los próximos días para enfrentar el cáncer que padece será el último, lo que le permitiría estar recuperado para su campaña por la reelección en el 2012.

Chávez sorprendió a los venezolanos en junio al anunciar visiblemente demacrado desde La Habana que le había sido extraído un tumor maligno, pero hasta ahora el Gobierno venezolano no ha especificado qué tipo de cáncer sufre ni ha revelado detalles sobre su condición.

"Vamos muy probablemente a un cuarto ciclo de quimioterapia en los próximos días y luego a una evaluación integral en octubre (...) Luego de que pasemos esta quimioterapia, ya el último ciclo, que Dios mediante es el cuarto, yo comenzaré sin duda más ejercicio físico", dijo Chávez vía telefónica.

En sus declaraciones a la televisora estatal VTV, agregó que espera estar "plenamente recuperado" en diciembre, cuando atenderá a los presidentes invitados a una cumbre regional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), convocada originalmente para julio pero que debió ser suspendida por su estado de salud.

El enérgico mandatario socialista, de 57 años y que ahora se muestra con la cabeza completamente rapada, sufrió una recaída la semana pasada al ser afectado por una infección en la garganta que lo mantuvo varios días fuera de la escena pública y lo llevó a suspender dos eventos planificados.

"Bien sea por telefonito, por (la cuenta Twitter) @chavezcandanga, de calle en calle, de pueblo en pueblo, Hugo Chávez será el mismo y ahora sobre todo renovado, refrescado, repotenciado". Hugo Chávez.

Aunque usualmente mide sus palabras al hablar sobre su diagnóstico, Chávez anticipó en agosto que podría requerir radioterapia, una vez terminada la quimio.

Peculiar campaña. Analistas han anticipado que la crucial campaña electoral que se realizará en el 2012 para los comicios presidenciales será diferente a las anteriores, pues la condición física de Chávez le impediría dar sus acostumbrados discursos maratónicos y recorridos por todo el país en busca del voto popular.

En medio de rumores sobre el posible anticipo de los comicios, que suelen realizarse a finales de año, está previsto que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anuncie el cronograma electoral esta semana.

Aunque Chávez requeriría de meses para su recuperación total, el eventual cambio de fecha de las presidenciales podría jugar en contra de la oposición, que ya fijó para febrero sus elecciones primarias para escoger a un candidato unitario y tendría poco tiempo para hacer campaña.

"Habrá que combinar distintas estrategias", admitió el presidente al ser consultado sobre su disponibilidad física, haciendo énfasis en que aún queda tiempo para su recuperación.

Pero insistió en que "difícilmente" los venezolanos estarán en ausencia de su omnipresente figura durante la campaña.

"Chávez recuperado, ya como candidato, recorriendo el país, recorriendo las calles al ritmo que le impongan las circunstancias, pero utilizando también al máximo la tecnología y los recursos que ahora tenemos", expresó.

Encuestadoras revelaron que la popularidad del presidente se fortaleció en julio, tras el anuncio de su enfermedad, lo que le daría un buen punto de inicio para la campaña.

No obstante, los habitantes de la nación sudamericana productora de petróleo siguen preocupados por el crimen, fallas en los servicios públicos, la inflación y la falta de vivienda.

"Bien sea por telefonito, por (la cuenta Twitter) @chavezcandanga, de calle en calle, de pueblo en pueblo, Hugo Chávez será el mismo y ahora sobre todo renovado, refrescado, repotenciado", agregó.