Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ascendió este jueves al máximo cargo de las fuerzas armadas, el de general en jefe, a un militar aliado que ha desempeñado diversos cargos durante su mandato y a quien Estados Unidos acusa de ayudar a la guerrilla colombiana a traficar cocaína.

El general Henry Rangel Silva se desempeñaba como jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada y estuvo envuelto en una controversia hace pocos días, cuando un diario local publicó una entrevista en la que el militar supuestamente dijo que el Ejército no aceptaría una victoria de la oposición en la elección presidencial de 2012.

El militar habría afirmado que la institución castrense está "casada" con el proyecto político de Chávez.

Tras la publicación, Chávez dijo que los comentarios de Rangel habían sido sacados de contexto, lo felicitó por su patriotismo y decidió ascenderlo.

"Por disposición del ciudadano presidente de la República Bolivariana de Venezuela (...) se resuelve ascender al grado de General en jefe, en la categoría de efectivo (...) al mayor general Henry de Jesús Rangel Silva", publicó este jueves la Gaceta Oficial.

En 2008, el departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó a Rangel y a otro oficial de alta jerarquía, Hugo Carvajal, de estar involucrados en actividades de narcotráfico asistiendo materialmente a los rebeldes colombianos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ambos militares negaron las acusaciones.