Caracas. El presidente Hugo Chávez pidió a la OPEP elevar las cuotas de producción de crudo asignadas a Venezuela, con el fin de adaptarlas al nuevo nivel de reservas de la multimillonaria Faja Petrolífera del Orinoco.

Venezuela, que posee una cuota de producción de 3 millones de barriles de petróleo diario, apuesta a su mayor reservorio para repuntar su extracción que bajó a mínimos tras un paro en la industria petrolera en 2002 y 2003.

"Tiene que comenzar de manera progresiva, por supuesto, un reformateo de las cuotas y Venezuela tiene que ir recibiendo cuotas superiores (...) eso va a llevar por supuesto dentro de la discusiones y decisiones de la OPEP, pero eso va hacer así", dijo Chávez durante una reunión con ministros.

En un informe publicado a mediados de julio, la OPEP aseguró que Venezuela tiene las mayores reservas probadas de petróleo, las que treparon a 296.500 millones de barriles desde 211.200 millones en el 2009.

La extracción venezolana bajó el año pasado a 2,97 millones de barriles por día (bpd) desde los 3,01 millones de bpd del 2009. Con el fin de elevar su producción, el país anunció un plan extraordinario de inversiones por US$142.300 millones entre 2011 y 2015, tras desembolsar US$13.307 millones en 2010.

Chávez dijo que si la OPEP decide elevar las cuotas del país, la producción venezolana podría llegar en 2031 a un rango entre 8 y 9 millones de barriles diarios.

El ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, dijo esta semana que espera que en los nuevos proyectos de la Faja petrolera produzcan unos 140.000 bpd a fines de año.