Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció que visitará la próxima semana a sus pares en Brasil, Cuba y Ecuador en una gira en la que revisará temas bilaterales con socios estratégicos de izquierda en la región.

El viaje, inicialmente previsto para el 10 de mayo, fue postergado porque Chávez sufrió una dolencia en su rodilla que lo mantuvo ausente por cerca de un mes de su agitada vida pública y de sus frecuentes participaciones en eventos.

La visita de Chávez a Brasil el lunes 6 de junio será la primera bajo el mandato de Dilma Rousseff, con cuyo antecesor Luiz Inácio Lula da Silva mantuvo una estrecha relación y variadas reuniones para asuntos políticos y económicos.

Al punto que Chávez reapareció públicamente el jueves en la sede del gobierno para recibir personalmente a Lula, quien se encuentra de visita en el país petrolero.

"Lula viene con un grupo de compañeros", dijo Chávez, antes de aclarar que en la reunión no se hablarán "temas de gobierno, los temas de gobierno los hablaré con nuestra hermana la presidenta Dilma. Con Lula toparemos temas de la situación mundial como Libia".

Por Ecuador. Chávez dijo que seguirá la gira el martes 7 de junio por Ecuador, donde se reunirá con su homólogo Rafael Correa con quien, según la cancillería ecuatoriana, evaluará acuerdos bilaterales en los sectores energético, financiero, comercial y seguridad y defensa, entre otros.

A Cuba, con cuyo gobierno tiene estrechos lazos y convenios económicos y petroleros, viajará un día después.

"Vamos bien, ojalá no se me reviente otra vez la rodilla, pero me estoy cuidando mucho", bromeó Chávez desde el Palacio de Miraflores.

Mientras estuvo de reposo por su rodilla, el locuaz gobernante mantuvo el control del país mediante charlas telefónicas con sus ministros, comentarios por Twitter y esporádicas apariciones en televisión.