Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reapareció la noche de este miércoles tras días de silencio y dijo que se encuentra levantando vuelo "como un cóndor" tras ser sometido a una cirugía en Cuba en la que se le removió una lesión en la zona pélvica, donde ya había sido tratado por cáncer.

Desde el viernes 24 de febrero, cuando viajó a la isla para someterse a una nueva intervención, el militar retirado -usualmente ubicuo y acostumbrado a acaparar la escena política- había estado lejos del ojo público, mientras los rumores sobre su estado de salud crecían por la poca información al respecto.

"Muy buenas noches, mis queridos compatriotas. Aquí voy, levantando vuelo como el cóndor. Les mando todo mi amor supremo. Viviremos y venceremos", escribió en su cuenta de Twitter el líder socialista la noche del miércoles.

El martes, su vicepresidente Elías Jaua leyó un comunicado ante la Asamblea Nacional detallando que al mandatario se le removió completamente una nueva lesión en la zona pélvica y que en los próximos días se analizaría si era cancerígena o no.

Tras cuatro rondas de quimioterapia durante la segunda mitad del 2011, Chávez aseguró que había superado el cáncer, pero la semana pasada sorprendió a todos con el anuncio de su recaída.

La salud de Chávez, que lleva 13 años en el poder, es un factor clave para el futuro político del país miembro de la OPEP que el 7 de octubre irá a las urnas para elegir entre el líder socialista o el candidato único de la oposición, el joven gobernador Henrique Capriles.

Según fuentes, Chávez fue sometido a una laparoscopia exploratoria y luego se le intervino para extraerle la lesión de aproximadamente "dos centímetros de diámetro".

Oncólogos consultados por Reuters opinaron que si Chávez debe atravesar nuevamente un tratamiento médico, su participación en la campaña electoral se vería seriamente limitada.

Ese alejamiento obligado le daría más posibilidades a Capriles que, tras su arrasador triunfo en las primarias de la oposición, luce como una figura con mayor capacidad para hacer frente al mandatario.

Sin embargo, Chávez aún cuenta un amplio respaldo entre la mayoría pobre del país a quien beneficia con decenas de subsidios directos financiados con la multimillonaria renta petrolera del mayor exportador de crudo de Latinoamérica.

¿Certezas o rumores? Minutos antes de que el mandatario escribiera en su cuenta de Twitter, Jaua declaró a la televisión estatal que conversó telefónicamente con él.

"Acabo de tener una conversación con el comandante presidente y con voz firme, enérgica, y victoriosa le manda un saludo fraterno a todo el pueblo (...) puedo dar testimonio de la firmeza con que sentí al comandante presidente", dijo Jaua al canal del estado.

"'Coméntale a todo el pueblo y a todos los compañeros que conversamos y que estoy en pleno proceso de recuperación' y se despidió con (la frase) 'viviremos y venceremos'", dijo Jaua sobre su conversación con Chávez.

Sin embargo, a pesar del optimismo oficialista el reconocido periodista opositor, Nelson Bocaranda, y una fuente cercana al equipo médico de Chávez consultada por Reuters dijeron que la condición del mandatario es delicada.

"Lamentablemente las noticias provenientes de la isla no son las más alentadoras", escribió Bocaranda.

Por su parte, el periodista del diario O'Globo, Merval Pereira, citando fuentes brasileñas, dijo que la salud de Chávez es "grave".

Expertos aseguran que los resultados de la biopsia al tejido extraído durante la intervención al mandatario deberían estar listos el viernes, mientras que la recuperación post operatoria tomaría hasta 10 días.

Según fuentes, Chávez fue sometido a una laparoscopia exploratoria y luego se le intervino para extraerle la lesión de aproximadamente "dos centímetros de diámetro".

El mandatario se encontraría en la sala de recuperaciones del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq) de La Habana donde fue tratado su mentor Fidel Castro.

Los constantes rumores alrededor del estado de salud de Chávez se generan por el secretismo con que ha sido tratada su enfermedad.

Desde que enfermó a mediados del año pasado no se ha precisado el lugar exacto del tumor "del tamaño de una pelota de béisbol" que le fue extraído ni el tipo de cáncer que sufre.

Temprano el miércoles, la ministra para las Comunas, Isis Ochoa, dijo que los rumores buscan generar inestabilidad.

"Los focos de desorden están orientados a generar una sensación de ingobernabilidad, lo que ha sido un planteamiento de ellos (la oposición) desde que conocieron la noticia de que el Presidente estaba enfermo, están jugando a una sensación de vacío, tratan de mostrar que el Estado no tiene control", sostuvo.