El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibió anoche en la Casa de Gobierno a su par iraní, Mahmud Ahmadinejad, quien realizó su segunda visita a Venezuela este año, en este caso para revisar acuerdos bilaterales de cooperación.

Chávez reveló que los dos países tienen casi 300 convenios firmados en materia "tecnológica, alimentaria, industrial, de infraestructura y vivienda, todo en beneficio del pueblo", consignó la estatal agencia AVN.

Desde el Palacio de Miraflores, el presidente venezolano agradeció al pueblo y al Gobierno iraní por el apoyo brindado en el avance de los acuerdos bilaterales establecidos: "Toda esa legión que con nosotros ha trabajado en proyectos para la vida, el desarrollo y la felicidad del pueblo venezolano", manifestó Chávez.

Ahmadinejad había visitado Caracas a comienzos de enero pasado y esta vez hizo una escala de unas horas, tras su paso por Bolivia y Brasil, donde participó de la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible (Río+20).

La visita estuvo precedida por declaraciones del gobierno de Estados Unidos respecto a que Caracas debe recordar a Irán las normas internacionales sobre su programa nuclear y sobre la reciente exhibición que hizo Chávez de un avión no tripulado fabricado con tecnología iraní.

"Arman un escándalo de nada. Esos aviones no tienen armas, son un apoyo para la vigilancia", indicó Chávez.

Destacó, además, el apoyo tecnológico y financiero de Irán a la construcción de varios cientos de viviendas en Venezuela, algunas de las cuales fueron entregados en el acto a personas que perdieron sus hogares por las lluvias de 2010.

"Estoy contento de que esta revolución se haya iniciado con el presidente Chávez y se esté realizando de buena manera", indicó Ahmadinejad sobre las viviendas.

El mandatario iraní llamó "amigo y hermano" a Chávez, y resaltó la resistencia del Ejecutivo y el pueblo venezolanos contra "las presiones del imperialismo".

"Para mí es motivo de complacencia estar aquí, y agradezco a dios que me haya concedido esta oportunidad de viajar a Venezuela y encontrarme con mi querido hermano Chávez, un gran revolucionario que hoy en día se está resistiendo al imperialismo, defendiendo los derechos de su pueblo y de los pueblos de América del Sur y de los pueblos independientes del mundo", dijo.

Según la agencia DPA, el líder iraní subrayó que el pueblo venezolano "se puso de pie luego de 100 años para su desarrollo propio y su soberanía, un pueblo que quiere acabar con las cadenas de la dependencia de manos del imperialismo, usurpador de sus riquezas".

"Es evidente que en esta carrera los pueblos son los vencedores. Ya vemos los indicios de la descomposición del imperialismo y con la acción de los pueblos su prestigio va a desaparecer", añadió, y puso de relieve que la distancia geográfica no complica que los dos países puedan continuar en el camino de la "solidaridad y hermandad".

Chávez ratificó que espera para la próxima semana la visita del presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko.

"Nos dicen dictadores... El dictador Chávez, Ahmadinejad y Lukashenko, y resulta que hemos sido reelegidos y reelegidos por los votos", concluyó el presidente bolivariano.