Otavalo, Ecuador. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo el viernes que retirar a los soldados estadounidenses de territorio colombiano sería una buena señal para evaluar el deseo de cambio del nuevo gobierno del país vecino, con el que tiene congeladas las relaciones.

El recientemente electo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ofreció trabajar para mejorar los vínculos con Caracas, enfrentada con Bogotá desde que permitió un mayor acceso a militares de Estados Unidos a siete de sus bases, lo que Chávez considera una amenaza para su "revolución".

"Hay un gobierno electo en Colombia. Lo hemos saludado (...) Ojalá el nuevo gobierno de Colombia retire las bases yanquis de territorio sagrado de la hermana patria colombiana. Ese sería un fruto para evaluar el deseo de cambio", dijo Chávez en una cumbre de países latinoamericanos en Ecuador. "Pero vamos a recurrir a aquello que es palabra sagrada en la Biblia. Por sus frutos los conoceremos", agregó.

Venezuela y Colombia mantienen tensas relaciones políticas y comerciales desde el 2009, cuando Chávez ordenó "congelar" el comercio bilateral como protesta por el acuerdo militar.

Mientras que Bogotá es el principal aliado de Estados Unidos en la región, el gobierno de Chávez es su principal detractor y ha sostenido que el convenio militar de Bogotá con Washington amenaza la seguridad de su riqueza petrolera.

Colombia, de su parte, mira la validez de su acuerdo militar como una aval para la lucha contra el narcotráfico y la guerrilla izquierdista en su territorio. Santos también ha mostrado gran interés en restablecer totalmente las relaciones diplomáticas con Quito.