Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, pidió al mandatario estadounidense, Barack Obama, que deje tranquila a la nación petrolera, luego de que criticara las alianzas de Caracas con países considerados enemigos de Washington.

En una entrevista con un diario local, publicada el lunes, Obama aseguró que los estrechos lazos entre Venezuela y aliados políticos como Cuba e Irán no han favorecido al desarrollo del país sudamericano.

"Por cierto, mister Obama salió por ahí a atacarnos. No nos extraña (...) No seas tan irresponsable, farsante Obama. Déjanos tranquilos que nosotros somos libres y más nunca seremos colonia tuya", dijo Chávez a la televisión estatal.

"Obama, métete con tus cosas, chico. Dedícate a tu país que lo tiene vuelto un desastre, dedícate a gobernar tu país, ahora andas buscando votos atacando a Venezuela", añadió.

A pesar de ser socios comerciales estratégicos, Caracas y Washington han tenido una relación diplomática llena de altibajos en los 13 años del Gobierno de Chávez, conocido por su feroz discurso antiestadounidense y sus críticas al sistema capitalista.

"En verdad Obama, ¿tu sabes lo que das? Lástima. Anda, pregúntale a las comunidades negras de tu país, lo que eres para ellos, la más grande frustración en no sé cuántos años. Anda pregúntale Obama a los pobres de tu país para que veas lo que eres, una gran frustración", sostuvo.

"Déjanos en paz Obama, déjanos tranquilos, busca tus votos allá, pero cumpliéndole a tu gente, eso es lo que deberías hacer", sentenció en alusión a las aspiraciones del mandatario estadounidense de ser reelecto.

Venezuela soberana. Chávez, quien buscará la reelección en los comicios de octubre del 2012 pese a estar recuperándose de un cáncer, ha redirigido las relaciones exteriores venezolanas, tradicionalmente enfocadas en Estados Unidos, hacia naciones ideológicamente cercanas como Irán, Rusia y China.

"Venezuela es una nación orgullosa y soberana (...) EEUU no tiene la intención de intervenir en las relaciones exteriores de Venezuela. Sin embargo, me parece que los vínculos del Gobierno de Venezuela con Irán y Cuba no han beneficiado los intereses de Venezuela, ni de su gente", dijo Obama al diario El Universal.

"Tarde o temprano, la gente de Venezuela tendrá que determinar qué posible ventaja le brinda tener relación con un país que viola los derechos humanos fundamentales y está aislado de la mayor parte del mundo. El Gobierno de Irán ha apoyado de manera consistente el terrorismo internacional", agregó.

A mediados de año, Washington sancionó a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por haber exportado gasolina a la república islámica, acusada de querer desarrollar un programa nuclear con fines militares.

Irán ha desechado las acusaciones y dice que busca desarrollar energía nuclear como fuente alternativa de suministro.

En esa oportunidad, Venezuela dijo que no tenía intención de suspender sus negocios con Teherán.

En el último episodio visible de tensión entre Caracas y Washington, Chávez rechazó la postulación de un nuevo embajador estadounidense luego de que hiciera comentarios sobre la "baja moral" de los militares venezolanos.

Esta acción fue seguida por la revocación de la visa del embajador de Venezuela en Estados Unidos.

En el pasado, Chávez ha amenazado con cortar el suministro de petróleo a Estados Unidos, pero pese a su encendida retórica nunca ha tomado esa medida.

La relación de los países ha sido de interdependencia, con Venezuela vendiendo hasta el 45 por ciento de su crudo a Estados Unidos y Washington recibiendo hasta el 10 por ciento de su suministro del país sudamericano.

En 2006, Venezuela puso fin a los acuerdos con la agencia estadounidense antinarcóticos DEA, por lo que fue acusada de no colaborar con la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

"Espero con interés que llegue el día en que los gobiernos de Estados Unidos y Venezuela puedan colaborar más estrechamente", destacó Obama.

"Creo que la mayoría de la gente en Latinoamérica está cansada de retomar viejas batallas ideológicas que ya no contribuyen en lo absoluto hacia la mejora de la vida cotidiana. Nuestra gente quiere saber lo que promovemos, no solo a lo que nos oponemos", agregó.