Los sucesos del 27 de febrero de 1989 surgieron como consecuencia de las políticas económicas aplicadas por los gobiernos de la "cuarta república". Esta es la premisa que defienden los funcionarios y partidarios del actual gobierno, quienes afirman que medidas impopulares fueron impuestas por organismos multilaterales, especialmente el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente Hugo Chávez aseguró que las medidas "neoliberales" perjudicaron a la población venezolana de ese entonces.

"Venezuela estaba quebrada hace 12 años, algunos dirigentes opositores siguen repitiendo hasta el nivel de imbecilidad, que este gobierno es una máquina de producir pobres. La máquina de producir pobres se llama el capitalismo y esa fue la causa fundamental de la rebelión popular del 27 de febrero, la miseria, el hambre, la exclusión", dijo al término de la marcha para conmemorar los sucesos del 27F desde la parroquia Petare en Caracas.

Reiteró su compromiso por lograr una mejor calidad de vida para los venezolanos.

"En condiciones de dignidad, y de allí la alimentación, el vestuario, la vivienda y el empleo, el trabajo liberador, la educación, la salud, la cultura, la seguridad social, la seguridad en las calles, la seguridad pública. Ese es el reto grande de la revolución, del Gobierno, y en último término, yo, que me estoy jugando la vida por el pueblo venezolano".

Reconocimiento. El presidente Chávez aprovechó la oportunidad para reconocer lo que, a su juicio, fue una buena actuación de los ministros durante su comparecencia en la Asamblea Nacional.

"Dígame Jorge Giordani (ministro de Finanzas), una recta de 90 millas. Tremenda jornada la de la Asamblea, se demostró la gran capacidad de los ministros y ministras de nuestro gobierno y de nuestros diputados y diputadas. Y se demostró la gran incapacidad que caracteriza a la derecha venezolana, que no quiere reconocer los logros. Quedó una vez más demostrado su odio por el pueblo, por las fuerzas armadas y por los valores de la patria".

No habrá rebelión. El jefe de Estado aseguró que en Venezuela no existen condiciones para que se repitan sucesos similares al 27F. "Dicen que ya está lista la rebelión del pueblo para sacar a Chávez como en Libia. ¡Yo te aviso chirulí! Eso lo hicieron los supuestos demócratas que hoy me acusan de tirano, por eso nunca volverán!".

Reiteró a sus partidarios la necesidad de trabajar unidos con miras a las próximas elecciones presidenciales de 2012.

"Venezuela tendrá que escoger, una vez más, si continuar por el camino de la liberación de la patria o retornar a las horas de la masacre y de la persecución contra el pueblo. Yo tengo la certeza de que el pueblo venezolano este año trabajará muy duro junto a su gobierno. Fortalezcamos la batalla, la unidad, y en diciembre de 2012, si Dios quiere y la virgen, ustedes me van a elegir de nuevo Presidente de Venezuela".