Caracas. Una protesta con cacerolazo enojó al presidente venezolano, Hugo Chávez, mientras entregaba condecoraciones, reconocimientos y ascensos a militares.

Ante la manifestación, el mandatario afirmó: “toquen cacerolas, escuálidos de pacotilla, y háganse a la idea de que con eso no van a tumbar a este gobierno".

Y agregó que "ya han pasado 12 años desde que, gracias al despertar del pueblo venezolano, gracias al despertar de los militares, comenzó en Venezuela un gobierno producto de una revolución social e histórica que llegó para darle vida a una patria nueva", dijo Infobae.

Asimismo, criticando a la oposición, señaló que “siguen los voceros de la burguesía (...) empeñados en tratar de tapar el sol con un dedo. Pero sus pretensiones manipuladoras seguirán estrellándose contra la verdad, contra las profundas verdades que sustentan la Revolución Bolivariana".

Chávez puntualizó que “esta revolución cada día será más radicalmente socialista".