Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió este martes a la Asamblea Nacional un año de poderes especiales para aprobar leyes por decreto, en un movimiento visto por opositores como un golpe a la democracia.

La Asamblea, dominada por el oficialismo, discutirá el martes la solicitud de la cuarta ley de este tipo en los 11 años de Gobierno de Chávez, quien asegura que la necesita para atender la emergencia suscitada por fuertes lluvias que dejaron pérdidas millonarias, 40 muertos y unos 130.000 damnificados.

Luego de entregar el proyecto de la ley conocida popularmente como Habilitante, el vicepresidente de la nación petrolera, Elías Jaua, detalló que la norma permite legislar en materia tributaria, seguridad y defensa e infraestructura.

"La mayoría de diputados y diputadas estaremos apoyando esta ley Habilitante (...) y estaremos sancionándola el jueves", dijo la presidenta del Legislativo, Cilia Flores.

Sin embargo, la oposición negó que la norma tenga que ver con la emergencia en el país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la calificó como un ataque a la democracia.

"(El pedido de ley Habilitante supone) un ataque brutal y sin anestesia contra la vida democrática", escribió el editor del diario opositor Tal Cual, Teodoro Petkoff.

Por su parte, el líder del partido opositor Primero Justicia, Henrique Capriles, dijo a Reuters que Chávez "aprovecha una situación de afectación para avanzar en un proyecto político, no un proyecto social. Para atender la emergencia de las lluvias no se necesitan poderes especiales".

Para el analista de Goldman Sachs, Alberto Ramos, "el Gobierno de Chávez utilizaría los poderes para legislar en materias que no están directamente relacionadas con la crisis climática y de allí para adelante en expandir el peso del Estado en la economía".

La oposición tendrá mayor participación en la Asamblea a partir de enero del 2011 luego de haber ganado algunos escaños en las elecciones legislativas de septiembre, aunque los partidarios de Chávez conservan la mayoría .

Chávez adelantó la noche del lunes que una de las leyes del paquete que piensa decretar es el alza del impuesto al Valor Agregado (IVA), cuya tasa argumentó es una de las más bajas de la región .

Mercados sin afectación. El diferencial de los bonos venezolanos con sus pares estadounidenses medido por el índice JP Morgan (EMBI+), un indicador de la percepción de riesgo del mercado, se mantuvo el lunes prácticamente plano en 1.052 puntos, el más alto de las naciones emergentes incluidas en el referencial.

El bono de referencia de Venezuela, Global 27, subía 0,533 puntos, a un 73,313%.

El pedido de ley Habilitante "no es del todo sorpresivo y el mercado está demostrando aquello. Los bonos permanecen casi sin cambio durante el día", resaltó el analista de Standard Chartered, Bret Rosen.

"Desde un punto de vista fiscal, esto implica que ciertas leyes serán pasadas por el Ejecutivo sin un debate previo en el Legislativo. Ello es más preocupante para el balance de poderes", agregó.