El presidente venezolano Hugo Chávez señaló que al ex mandatario de Colombia, Álvaro Uribe, “le faltaron cojones” para intervenir militarmente en Venezuela, como este reveló, para combatir a guerrilleros de las FARC presuntamente ocultos en este país.

“No le faltó tiempo, le faltaron cojones al caballero”, dijo Chávez a periodistas en el palacio presidencial de Miraflores.

El lunes, Uribe (2002-2010) declaró en una Universidad de Medellín (noroeste) que obtuvo al término de su gobierno pruebas de la existencia de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Venezuela, y se planteó enviar fuerzas colombianas para combatirlas y capturar a sus líderes.

“Yo tenía dos opciones: quedarme callado o hacer un operativo militar en Venezuela. Me faltó tiempo”, dijo el exmandatario colombiano.

Según Chávez, “detrás de él (Uribe) estaba la mano de la extrema derecha imperial, tratando de generar una guerra, pero no se atrevió” a lanzar el operativo.

Venezuela y Colombia rompieron relaciones en julio de 2010, poco antes de que Uribe abandonara la presidencia, porque este acusó a Chávez de permitir en su país la presencia de guerrilleros colombianos.

Los lazos fueron recompuestos con la llegada al gobierno de Juan Manuel Santos, exministro de Defensa del gobierno de Uribe, con quien Chávez mantiene relaciones cordiales, producto de una estrategia más pragmática pese a las diferencias.