Caracas. Venezuela podría jugar varias cartas que tiene bajo la manga para responder a las sanciones que le impuso el gobierno de Estados Unidos por comerciar con Irán, dijo este martes el presidente Hugo Chávez al reaparecer tras una lesión que lo había alejado de la televisión pública.

El Departamento de Estado estadounidense impuso la semana pasada una serie de sanciones a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), al acusarla de suministrar componentes para elaborar gasolina a Irán, país con el que que Washington sostiene una disputa por su programa de energía nuclear.

"Tenemos bajo la manga y bajo la mesa infinidad (de medidas), pero no hemos jugado ni una carta. Nuestras futuras acciones dependerán de los pasos que ellos sigan dando, si es que los siguen dando", declaró Chávez.

Pero el presidente venezolano sugirió que la respuesta política que ha dado Venezuela, a través de marchas, concentraciones y discursos en rechazo a lo que considera una violación a la soberanía, es suficiente por ahora.

Analistas han dicho que el diseño de las sanciones las relega al plano político, por lo que se espera un incremento en el apoyo popular a Chávez antes de las cruciales elecciones presidenciales del 2012 .

"Estamos haciendo todos los estudios jurídicos, técnicos, operativos y financieros, tomando medidas de precaución, porque el imperio decidió dar el primer paso, ahora verán qué van a hacer. Ellos son los que tienen las iniciativa. Nosotros somos David, ellos son Goliat", agregó.

Sanciones. Estados Unidos dijo que Pdvsa no podrá acceder a licitaciones convocadas por ese gobierno, solicitar financiamiento al Banco de Importaciones-Exportaciones de ese país o pedir licencias de exportación, tras acusarla de violar las disposiciones de la Ley sobre Sanciones a Irán.

Sin embargo, las sanciones excluyen el despacho de crudo y derivados venezolanos a Estados Unidos, que se sitúan en torno a un millón de barriles por día (bpd), y las actividades de la filial de refinación de Pdvsa en ese país, Citgo Petroleum.

Analistas han dicho que el diseño de las sanciones las relega al plano político, por lo que se espera un incremento en el apoyo popular a Chávez antes de las cruciales elecciones presidenciales del 2012 .

No obstante, la Casa Blanca autorizó al Departamento de Estado y a la Secretaría del Tesoro a ejecutar medidas más duras si las firmas penalizadas persisten en sus tratos con Irán.

Chávez ha amenazado a Estados Unidos varias veces en el pasado con interrumpir el suministro de petróleo, pero nunca lo ha llevado a la práctica.

Estados Unidos es el primer comprador de crudo venezolano, mientras que Venezuela suministra a ese país alrededor del 10% de sus importaciones.