Caracas. Venezuela elegirá este domingo dos gobernadores y 11 alcaldes, en el segundo pulso del año en las urnas entre el presidente Hugo Chávez y sus adversarios.

Ambos bandos clamaron victoria en los comicios de la Asamblea Nacional en septiembre y podrían volver a hacerlo. Chávez ganó un 60% de los curules pero sus oponentes lo sobrepasaron en votos y vuelven al Legislativo tras cinco años de ausencia por su boicot a la contienda previa.

Esta batalla para llenar vacantes surgidas tras las elecciones regionales del 2008 tendrá un ingrediente especial: la oposición volvería a ganar la alcaldía de Maracaibo, una de las mayores ciudades del país petrolero.

Sondeos indican que Eveling Trejo de Rosales, esposa de Manuel Rosales, un destacado rival político de Chávez, derrotará al candidato del Gobierno.

Rosales fue gobernador del Zulia, compitió con Chávez en las presidenciales del 2006 como candidato unitario de la oposición y en el 2008 ganó la alcaldía de Maracaibo, pero un año después el mandatario le activó un juicio por presunta corrupción y el líder se fugó a Perú como perseguido.

Mientras el norte del país se encuentra en emergencia por fuertes y constantes lluvias que han dejado más de 30 muertos y miles de damnificados, unos 1,76 millones de personas, el 10% del total de votantes, está habilitado para seleccionar los 13 cargos entre 57 candidatos en ocho estados.

Vencedores y vencidos. Estas elecciones regionales permitirán llenar vacantes debido a la muerte del titular, abandono del cargo o fin de período.

Analistas prevén que se repita lo ocurrido tras las elecciones de septiembre y que tanto oposición como oficialismo proclamen victoria y exhiban cifras, cálculos y porcentajes que les haga ver como vencedores.

"El Gobierno necesitará mostrar que en septiembre no pasó nada. Se quedará con seis o siete cargos, pero con minoría de votos y dirá que es un triunfo. La oposición también dirá que ganó", dijo a Reuters el analista político Ricardo Sucre.

Sondeos indican que el oficialismo obtendrá el domingo al menos la gobernación de Guárico, un estado central y agrícola cuyo titular murió en un accidente de tránsito en septiembre.

El país realiza frecuentes elecciones y Chávez, desde que llegó al poder en 1999, ha logrado el respaldo de los votantes en gran parte de la docena de contiendas que ha convocado.

Sin embargo, el militar retirado ha visto crecer el apoyo a sus adversarios en años recientes, por lo que intenta incluir a a la clase media en los planes de su "Socialismo del Siglo XXI".

En las regionales del 2004 la oposición sólo obtuvo dos de las 23 gobernaciones y, en el 2008, cinco -en los estados más poblados del país- y la alcaldía metropolitana de Caracas.

La oposición tratará de frenar al "chavismo" con los 65 curules que tiene en la Asamblea que se instala en enero.

La coalición opositora, la Mesa de Unidad Democrática, obtuvo 5,31 millones de votos, mientras que el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) reunió 5,39 millones de votos y 98 diputados gracias a una ley que permitió cambios que sobre representaron al partido más votado y al voto rural, que suele favorecer al "chavismo".

El pequeño Patria Para Todos (PPT) logró 330.260 sufragios y dos diputados.

La Constitución venezolana exige dos terceras partes del Legislativo (110) para aprobar las leyes de más amplio alcance y para elegir a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y la Fiscalía.