La fiscal del caso Tsunami, Solange Huerta, afirmó este lunes que el ex subsecretario del Interior, Patricio Rosende, “pudo salvar a la población” del maremoto de la madrugada del 27 de febrero de 2010, “pero no lo hizo”. Por tal motivo, incurrió en incumplimiento de obligaciones “por omisión”.

Huerta estuvo a cargo de la contraargumentación a la defensa de Rosende, que culpó a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) y al Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) por la fallida alerta de tsunami que dejó 156 muertos y 25 desaparecidos. Rosende está formalizado por cuasidelito de homicidio en 105 casos.

"Basta leer los protocolos nacionales e internaciones para saber que el terremoto era tsunamigénico (generador de maremoto). Él tenía un rol de garante y era la máxima autoridad política presente en la Onemi", recordó Huerta en la audiencia de este lunes en que las defensas de cuatro imputados solicitaron el sobreseimiento.

El ex subsecretario del Interior está formalizado por las víctimas de San Antonio, Cartagena, Juan Fernández, Constitución, Talcahuano, Arauco y Tomé. "La conducta de Rosende incrementó el riesgo. Sus vidas (en referencia a las víctimas de Juan Fernández) dependían del sistema de protección civil", añadió.

"Ninguna conducta de Rosende disminuyó el riesgo de la población civil”, añadió. Todo lo contrario, afirmó Huerta, porque al no haber alerta de tsunami la gente abandonó las zonas más seguras donde se había refugiado y se expuso al maremoto que llegó en oleadas sucesivas.

Según Huerta, había información histórica y científica que señalaba lo que provocaría un terremoto de esa magnitud. "Todos sabían que un terremoto de esas características iba a generar un riesgo de tsunami", dijo Huerta y recordó que megasismos similares se registraron en otros siglos.

La fiscal también mencionó el incidente en que la ex directora de la Onemi, Carmen Fernández, le pidió a Rosende que decretara alerta de tsunami y éste le preguntó que si estaba “loca”. "El subsecretario tuvo conocimiento en esa madrugada que hubo un tsunami y pudo salvar a la población, pero no lo hizo", agregó Huerta.

Según la fiscal, era obligación de Rosende, como máxima autoridad del plan de protección civil, decretar la alerta técnica de tsunami. También descartó la acusación de la defensa de Rosende, que responsabilizó a la Onemi y el SHOA por la falla y que el ex subsecretario actuó basado en la confianza en ambos organismos técnicos.

"No hay principio de confianza del ex subsecretario Patricio Rosende para afirmar que no le cabe responsabilidad. Por lo que ya hemos indicado, Rosende incumplió sus obligaciones", concluyó la fiscal.

Los otros tres imputados que piden el sobreseimiento por considerar que no tiene responsabilidad en la tragedia son Carmen Fernández (formalizada por 28 cuasidelitos de homicidio); Andrés Enríquez Olavarría, capitán de Corbeta (R), ex jefe de turno del SHOA (35 cuasidelitos), y Johaziel Jamett Paz, ex jefe de turno del Centro de Alerta temprana de la Onemi (28 cuasidelitos).

Se espera que este martes el juez Ponciano Sallés se pronuncie sobre el sobreseimiento solicitado por las defensas. La audiencia es seguida por los familiares de las víctimas, que protestaron con carteles en el Centro de Justicia de la capital.

* Vea además en Nación.cl: Moreno: Chile hizo una “inversión muy importante” en la vía Arica-La Paz