Santiago, Xinhua. El presidente chileno Sebastián Piñera anunció este miércoles la entrega de nuevos recursos por unos US$158 millones para la educación pública, a un día de una nueva protesta nacional convocada por el movimiento estudiantil.

"El Estado y el gobierno tenemos un compromiso muy especial con la educación pública, con la educación municipal", dijo Piñera desde el Palacio de La Moneda, sede del Poder Ejecutivo.

"Este fondo se suma a otros que son destinados en forma exclusiva a la educación municipal", agregó el mandatario.

El anuncio surge a un día de la marcha por la educación pública en Santiago y las principales ciudades del país, protesta convocada por los estudiantes universitarios, de enseñanza media y agrupaciones de profesores o maestros.

Las protestas del movimiento estudiantil chileno comenzaron en 2011 y se constituyeron en el mayor movimiento social desde el retorno a la democracia en 1990.

Los universitarios y escolares exigen el fortalecimiento en la educación pública, el término de los subsidios públicos a la educación privada y la efectiva prohibición del lucro en las universidades privadas.

Los estudiantes desean el término de la educación municipalizada, originada en una reforma del gobierno militar de Augusto Pinochet en 1985, que traspasó la tuición de los establecimientos desde el Ministerio de Educación a los gobiernos municipales (distritales).

El movimiento estudiantil, con base en diversos estudios, sostiene que la municipalización derivó en un progresivo descenso en la calidad de la educación, al traspasar la desigualdad social de los distintos municipios del país al sistema educativo, lo cual genera segregación.

"El Estado destina en forma exclusiva y preferencial a la educación municipal cerca de 800 millones de dólares", dijo Piñera, al argumentar que el tema ha sido una de las prioridades de su administración; no obstante, los estudiantes exigen un cambio estructural.

La educación ha copado el espacio de debate en el país de cara a los próximos comicios presidenciales de noviembre.

En un reflejo de este escenario, la ex mandataria Michelle Bachelet, quien figura con la primera opción presidencial según diversos sondeos, ha anunciado una reforma a la educación, incluido el término de los subsidios estatales a la educación privada.