Lima. El gobierno chileno le cedió a Perú la opción para la compra de cinco helicópteros MI-17 de fabricación rusa, que la administración de Alan García destinará al combate al narcoterrorismo en la selva peruana.

El ministro de Defensa, Rafael Rey, explicó que recibió una carta de su par chileno, Jaime Ravinet, confirmándole la decisión.

La autoridad peruana destacó el significado del gesto del país austral, lo que calificó como un “gesto de amistad" y "desprendimiento”.

Las naves se destinarán al combate al narcoterrorismo en la selva peruana.

Rey sostuvo que “agradezco al pueblo chileno por este acto de generosidad que tiene con nosotros. Y este caso concreto es una muestra del deseo que tiene Chile de mejorar sustancialmente las relaciones", señaló.

Defensa tratará de concretar de los helicópteros de gobierno a gobierno, para lo cual Perú ya inició sus conversaciones con la Federación Rusa, dijo El Correo de Lima.

El problema que tenía el gobierno peruano para comprar las naves era que el stock estaba agotado, pues los pedidos de fabricación fueron hechos con anticipación por otras naciones.

Frente a ese escenario, Rafael Rey señaló que “solicité días atrás al ministro de Defensa (Jaime) Ravinet la posibilidad de cedernos la opción de uno o dos, pero cuando nos juntamos con el presidente Sebastián Piñera, ordenó que se coordinara con la Federación Rusa para que no fuera ni uno ni dos sino los cinco”.

Los helicópteros prestarían servicio en la zona del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), donde existen remanentes del grupo terrorista Sendero Luminoso.