Santiago.- El gobierno chileno dijo este viernes que citará al embajador de Francia para manifestar su molestia por la decisión de la nación europea de conceder asilo político a un exguerillero, que se encuentra prófugo de la justicia local desde 1996.

La molestia surgió después de que más temprano una oficina de refugiados francesa concedió asilo a Ricardo Palma Salamanca, quien fue condenado a cadena perpetua por el asesinato en 1991 del senador Jaime Guzmán, uno de los ideólogos de la dictadura de Augusto Pinochet.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, anunció que la "cancillería citará al embajador de Francia en Chile en los próximos días para señalarle, en primer lugar, el desacuerdo del Gobierno con esta decisión".

Agregó que además pedirá a su homólogo francés que pueda ejercer sus atribuciones para "revocar esta medida" y que los tribunales de justicia franceses concedan la extradición solicitada a Palma Salamanca, quien también participó en varios secuestros.

Chadwick enfatizó que la medida adoptada por el gobierno francés y su oficina para refugiados contraviene con las normas internacionales.

"Tanto el crimen del senador Jaime Guzmán como la condena y el cumplimiento de la condena se desarrolló en nuestro país en plena y total vigencia" de la democracia en Chile, por lo que este asilo no cumple las exigencias establecidas en la Convención de Ginebra.

Una unidad policial antiterrorista francesa detuvo a Palma Salamanca en febrero de este año, quien luego solicitó asilo político.