“Hemos invitado nuevamente al cónsul (San Miguel) y tenemos la certeza de que se concretará. Pisagua tiene todas las condiciones para los bolivianos, es una zona libre de contaminación y la comunidad está de acuerdo y expectante de que avancemos rápido en este proyecto. Espero contar con el apoyo del Gobierno de nuestro país”, manifestó el alcalde del municipio de Huara, Carlos Silva, según publicó ayer el diario chileno La Tercera.

No obstante, el diplomático boliviano, en contacto con La Razón dijo que antes consultará con la Cancillería la pertinencia o no de esa visita.

“La invitación llegó el jueves por la noche o el viernes por la mañana. Recién voy a consultar con la Cancillería, pues está también en función de que la Cancillería la acepte. Ellos nos autorizan si corresponde o no”, señaló San Miguel, quien añadió que entre este lunes y este martes realizará esa consulta.

Entretanto, sostuvo que “la Alcaldía de Huara tiene un interés especial en que vayamos, ellos han estado insistiendo”, ya que, inicialmente, la idea había sido conversada el 20 de marzo, tres días antes de que el presidente Evo Morales anunciara un cambio de estrategia para lograr una salida al Pacífico y cuando San Miguel recibió al diputado Hugo Gutiérrez (PC) y al alcalde de Huara, Carlos Silva.

Ellos le explicaron un informe con las características de la zona y el histórico puerto en desuso, que tuvo su mayor esplendor durante el auge del salitre y que llegó a ser —a principios del siglo XX— el tercero en importancia y tamaño tras Valparaíso e Iquique.

En dicha reunión, San Miguel acordó visitar la zona el 7 de abril, pero todo quedó suspendido tras el discurso de Evo Morales del 23 de marzo.

Plan. La idea es que la visita de San Miguel tenga un alto perfil público, aunque se entiende que sería más simbólica porque deja Santiago a fines de mayo, según La Tercera.

El alcalde y el diputado chileno —que no han conversado el tema con la Cancillería— dicen que la idea es que Bolivia ayude a reactivar el ex puerto de Pisagua y que luego quede usando las instalaciones de manera preferente, aunque sin ceder soberanía.

Dichas autoridades creen que ese puerto puede ser visto como una inversión boliviana para desarrollar su actividad marítima. Gutiérrez plantea que hoy el 70% del tráfico comercial marítimo que se realiza por Tarapacá es con Bolivia y no se pueden desaprovechar oportunidades de integración, según biobiochile.cl.

Oposición. El senador chileno de esa zona por la Unión Demócrata Independiente (UDI), Jaime Orpis, considera que el tema no puede ser tratado a la ligera, según el portal biobiochile.cl.

"Bolivia puede pedir la habilitación de cualquier puerto y esa propuesta no es necesaria", sostuvo.