Como una "intromisión indebida e inaceptable en las atribuciones exclusivas que la Constitución entrega a los tribunales de justicia", catalogó la Corte Suprema los cuestionamientos de la ministra del Medio Ambiente María Ignacia Benítez, contra el fallo contra la construcción de la central termoeléctrica Castilla.

Tras varias horas de reunión en un pleno extraordinario, los supremos emitieron una declaración en la que expresan su "total absoluto y decidido rechazo" a los dichos de "la señora ministra del Medio Ambiente, que han sobrepasado la sola crítica".

De acuerdo a los supremos, las palabras de Benítez cuestionan la independencia de los poderes del Estado.

"Protección". El acuerdo, leído por el vocero de la corte, Hugo Dolmestch, parte haciendo un recuento de los dichos de la secretaria de Estado a El Mercurio que causaron escozor en el palacio de Tribunales, como señalar que "la Corte no debiera calificar" o que "no tiene competencia técnica".

Según el argumento de la Suprema, no se trata de una cuestión meramente técnica sino de un "conflicto donde las personas reclaman protección" y la tarea de los tribunales es cumplir con el ejercicio de determinar justicia.
los ministros

El texto de la Suprema no fue unánime, ya que la ministra Gabriela Pérez y el ministro Alfredo Pffeifer no comparten algunos acápites y consideran solamente que hubo una "crítica inadecuada" de la secretaria de Estado.

En el pleno extraordinario tampoco participaron los ministros de la Tercera Sala que rechazó el proyecto termoeléctrico.

*Lea la declaración completa de la Suprema.

* Vea además en Nación.cl: Diputado Urrutia tildó a Allende como “el cobarde que se suicidó”