Santiago. Un crecimiento promedio de 5,4 % registró la economía chilena durante los cuatro años de mandato de Sebastián Piñera, algo inferior a la meta de 6,0 % planteada al inicio de su administración, informó hoy el gobierno.

"Nos planteamos crecer al 6 %. Nuestras últimas proyecciones indican que el crecimiento va a estar en torno al 5,4 % y el gasto público va a crecer 5,1 %. Es decir, en este período de cuatro años el producto va a crecer más que el gasto, es un buen ambiente macroeconómico", dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

El jefe de las finanzas públicas, que rindió cuentas de su gestión, destacó también la creación de 200.000 empleos anuales, otra de las promesas realizadas por Piñera cuando llegó al Palacio de La Moneda.

"Eso fue lo que estaba dentro de nuestro programa y yo me alegro muchísimo de que hayamos superado lo que nos comprometimos en empleo", expresó el ministro.

La economía chilena se vio fuertemente impulsada en los últimos años por la creciente demanda china de cobre, su principal exportación, lo que llevó los valores del metal a récords históricos.

También tuvo un fuerte dinamismo, especialmente en el empleo, por el proceso de reconstrucción tras el terremoto y tsunami registrado el 27 de febrero de 2010, días antes de que Piñera asumiera el poder.

"Nuestro punto de partida fue un devastador terremoto y una economía que creció 3,3 % promedio durante el período 2006-2009", dijo Larraín, aludiendo al primer mandato de Michelle Bachelet, quien reasumirá el poder el 11 de marzo tras ganar los comicios presidenciales de diciembre.

"Recuperamos la capacidad de crecer más que el mundo", afirmó el ministro.

Durante 2013 la expansión de la economía chilena se atenuó, principalmente por la baja en el precio internacional del cobre, el fin del proceso de reconstrucción y un menor dinamismo en la inversión y la demanda interna.

Así el Banco Central ha dicho que el año recién pasado el crecimiento se habría situado en un 4,2 % y para el 2014 ha proyectado que avance entre un 3,75 y un 4,75 %.

Aunque el gobierno ha insistido en que el factor que más ha incidido en la desaceleración es la menor inversión, de la que responsabilizó directamente a Bachelet durante la campaña por su programa de reformas políticas y económicas, Larraín dijo hoy que la formación bruta de capital fijo llegó a niveles históricos.

"La tasa de inversión en capital fijo se encuentra en niveles históricos, los mayores al menos en el último medio siglo, con un 27,3 % del PIB, según información disponible al tercer trimestre del año recién pasado", sostuvo.

El ministro destacó además que no sólo la coyuntura internacional, que tras la crisis ha favorecido el desempeño de las economías emergentes, explican la fortaleza de Chile.

"Detrás de los resultados económicos y sociales que podemos exhibir en este gobierno (...) hay un trabajo serio, junto a una conducción económica responsable. Estos escenarios no pueden darse por suerte ni por casualidad", dijo.

"Me enorgullece mucho que vamos a entregar un país mejor que el que recibimos", añadió.