Santiago. Cuatro diputados opositores chilenos se unieron este jueves a la huelga de hambre que una treintena de reos indígenas locales protagoniza desde hace dos meses, exigiendo no ser juzgados bajo una polémica ley antiterrorista.

Los legisladores Hugo Gutiérrez, Sergio Aguiló, Tucapel Jiménez y Manuel Monsalve llegaron a un penal de la ciudad sureña de Temuco para unirse a la protesta hasta que el gobierno fije una mesa de diálogo para terminar con la crisis.

El presidente Sebastián Piñera dijo en la víspera que la acción de los indígenas "no es un instrumento legítimo" en un Estado de derecho y los llamó a levantar la huelga.

Los reos son acusados de delitos a la propiedad pública y privada. La mayor etnia indígena del país -los mapuches- reclama el derecho de recuperar tierras que le pertenecen desde tiempos ancestrales en el sur del país.

Además, rechazan ser procesados simultáneamente por la justicia civil y militar y tener cargos tipificados en la ley antiterrorista, promulgada durante la dictadura de Augusto Pinochet, quien gobernó el país entre 1973 y 1990.

Piñera envió esta semana al Congreso una modificación a la justicia militar en un gesto de buscar una salida a la situación.

Además, prometió que enviará en breve un proyecto para "perfeccionar" la ley antiterrorista en la que se tipificarían los delitos y se racionalizarían penas para adecuarlas al resto de la legislación local.

Algunos de los reos han mostrado en días recientes un deterioro en su salud.