La mañana de este lunes y en la fiscalía de Rancagua, se esperaba un pronunciamiento del persecutor, Sergio Moya, quien es el fiscal a cargo del Caso Caval y el encargado de tomar declaraciones a la presidenta Michelle Bachelet por este caso que involucra a su nuera, Natalia Compagnon.

Tras estar Moya en una “diligencia en curso”, quien salió a hablar fue Marcia Allendes, fiscal adjunto de Rancagua, quien confirmó que las declaraciones de Bachelet se mantendrán en reserva por al menos, 40 días.

Según explicó Allendes, dicha determinación se tomó por las nuevas diligencias que surgirán a raíz de los datos aportados por la mandataria, quien recordemos tardó cerca de 2 años en dar una declaración sobre este caso que involucra en forma directa a su núcleo familiar.

Respecto justamente al tiempo que tomó la fiscalía en determinar que la mandataria podría aportar con su declaración, la persecutora aseguró que por los últimos datos desprendidos respecto a este tema, es que se decidió finalmente tomar dicha declaración.

Eso si, evitó dar cualquier tipo de información de la declaración en si, por lo que sólo se limitó a recordar que la declaración de Bachelet, mantiene la figura de reservada.

Declaraciones que -a pesar de no conocerse- fueron destacadas por el abogado querellante en este caso, Mario Zumelzu, quien mencionó que si bien “el accionar de Bachelet en este caso no tuvo reproche desde el punto de vista penal, si desde el político, por lo que tengo la convicción que ella no se enteró por la prensa”.

Declaración. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, declaró como testigo y de forma voluntaria en la investigación contra su nuera por presuntos delitos tributarios, dijo la noche del viernes el Gobierno, en una causa que ha ejercido presión sobre la golpeada popularidad de la mandataria.

La nuera de la presidenta, Natalia Compagnon, fue denunciada a principios de año por el Servicio de Impuesto Internos (SII) junto a un grupo de personas en el llamado caso Caval, que también involucró al hijo de Bachelet en un presunto tráfico de influencias para obtener un millonario crédito para compra y venta de terrenos.

La investigación contra Compagnon y su socio Mauricio Valero en la sociedad Exportadora y de Gestión Caval Limitada es específicamente por declaraciones maliciosamente falsas de su negocio inmobiliario, al incorporar facturas fraudulentas en la contabilidad de la sociedad, rebajando indebidamente impuestos.

El caso Caval, que levantó polvareda hace más de un año y generó críticas tanto de la oposición como del oficialismo, se tradujo en un desplome del apoyo a Bachelet y un aumento de la desconfianza de los ciudadanos, en medio de casos de desvíos de dineros de empresarios a campañas políticas.

* Con información de Radio Bio Bio y Reuters.