En la primera reacción oficial del gobierno chileno tras la demanda de Bolivia en La Haya, el ministro del Interior Andrés Chadwick fue enfático en que la presentación no tiene sustento jurídico y ratificó que Chile no está disponible de ningún modo a un diálogo para ceder soberanía marítima.

"El presidente Sebastián Piñera ha sido muy claro: (con Bolivia) todas las conversaciones, todos los diálogos, pero la soberanía marítima de Chile no está sujeta a ningún tipo de negociación. Si ellos pretenden conversar de soberanía marítima de Chile, no, no hay diálogo posible", dijo, descartando la pretensión boliviana de que el tribunal establezca que Chile tiene la obligación de "negociar" con La Paz, como señaló el canciller del vecino país, David Choquehuanca.

Consultado si hay parangón entre la demanda boliviana y la peruana que se tramita en la misma corte –y cuyo dictamen se espera para junio- Chadwick fue enfático en que "ambas demandas carecen de fundamentos jurídicos".

Es más, el ministro resaltó que en el caso de Bolivia el tribunal de La Haya ni siquiera es "tribunal competente", apelando así al argumento de que como el Gobierno de Evo Morales suscribió en plenitud el Tratado de Bogotá "no puede llevar el Tratado de 1904 a La Haya".

"Chile no tiene problemas limítrofes ni soberanos pendientes ni con Bolivia ni con Perú", enfatizó el jefe de gabinete.

* Vea además en Nación.cl: Demanda boliviana: Experta de la U valora lógica de “promesas incumplidas”