Un total de 139 personas resultaron detenidas durante el desalojo de tres establecimientos. Los estudiantes reclaman por la gratuidad de la enseñanza y rechazan la criminalización de la protesta.

Así lo confirmó a la prensa local el coronel Víctor Tapia, jefe de la Prefectura Central de Carabineros, quien detalló que de todos los arrestados, 132 corresponden a menores y adultos que se encontraban en el interior de los liceos Darío Salas, Miguel de Cervantes y Confederación Suiza.

El resto de los arrestados son tres mujeres y cuatro hombres que fueron detenidos en las inmediaciones de los establecimientos, luego de que protagonizaran diversos incidentes, puntualizó el diario El Mercurio en edición on line.

El jefe policial detalló que en el caso del Liceo Luis Amunátegui fueron los mismos alumnos y la dirección del colegio los que trabajaron para evitar una toma del establecimiento.

Asimismo, descartó que haya existido exceso de fuerza por parte de los funcionarios policiales, y aseguró que los efectivos policiales fueron recibidos a pedradas y que "el uso de la fuerza fue la necesaria para hacer imperio de la ley".

"Tuvimos la precaución de guardar respaldo de las acciones. Se reforzaron las grabaciones para tener los medios de pruebas necesarios", agregó.

Respecto de la vigilancia de los establecimientos para evitar una eventual retoma, Tapia sostuvo que se desplegarán equipos policiales tanto al exterior como al interior de los colegios.

Las autoridades santiaguinas ordenaron ayer el desalojo de las escuelas secundarias tomadas desde la semana pasada por estudiantes chilenos, tras el fracaso de las negociaciones entabladas ayer y en medio de la profundización de las protestas por una educación gratuita y de calidad.