Aysén. Este viernes se vivió una tensa jornada de negociaciones marcada por las manifestaciones que se hacían sentir en las afueras de la Casa de la Cultura de Puerto Aysén, en el extremo sur de Chile, mientras al interior de ésta el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez y los dirigentes sociales agrupados en la consigna "Tu problema es mi problema" estaban reunidos. Tras una nueva jornada, sin resultados, los líderes de la movilización enfatizaron que hasta ahora hay un empate a cero, que deberá definirse en la mesa de diálogo o nuevamente en las calles.

El presidente del Movimiento Social por Aysén, Iván Fuentes, enfatizó que "aquí hay un empate a cero, que debemos definirlo en una mesa de trabajo con propuestas claras o definitivamente vamos a tener que volver a definir en las calles".

El vocero recalcó que "el gobierno no ha avanzado en nada, simplemente traen cosas que son insuficientes. Tuvieron 20 días, deberían haber analizado la zona franca, todas las propuestas y haber venido con muchas alternativas y nosotros decir cuál es la que más nos acomoda".

Y agregó "el Estado dijo la semana pasada que si sueltan las calles vamos a mostrar propuestas concretas y no las hemos podido entregar porque la gente no salen de las rutas. Las dejamos y ¿dónde están?".

Fuentes sostuvo que "hoy era un día clave, veníamos muy ilusionados. El gobierno no ha llegado a concretar, hay que echar para adelante. Creen que si nos vamos a cansar, iremos hasta el final, a morir perro".

Y añadió que "la paciencia de la gente hoy está agotada y el martes no va a dar para más, si no hay soluciones".

Movilizaciones. El dirigente del movimiento se refirió a los gestos realizados por los movilizados de mantener las rutas despejadas e hizo un llamado a los patagones a prepararse para nuevas protestas.

"Manifestémonos, salgamos a las calles, cantemos, metamos boche y no nos tomemos ninguna ruta, porque a lo mejor el Gobierno está esperando que lo hagamos, para decir que somos unos intransigentes, políticos, gobernados por Patagonia Sin Represas, por el centro de Santiago y que vino la Unión Europea a meter no sé que en la cabeza", aseveró el líder social.

Y señaló que "este es un movimiento patagónico que tiene identidad propia y en verdad que aquí de 11 puntos se ha avanzado en uno. Por lo que tenemos derecho a movilizarnos. Que nos apliquen la ley interior de Seguridad del Estado es enviarnos las penas del infierno".

A su vez, hizo un llamado a los aiseninos "a manifestarse con marchas, cacerolazos, activar las ollas comunes, a que se prepare la gente de la Patagonia, compre harina, porque este movimiento va a favorecer a todos".

Al parecer las palabras de Fuentes ya hicieron eco, porque se aprecian a esta hora barricadas y fogatas, en el punto cero que conecta Aysén con Puerto Chacabuco.

Vea además en La Nación.cl: Ministro Álvarez: no hemos llegado a acuerdo