Santiago de Chile. El canciller chileno, Heraldo Muñoz, respondió este miércoles a declaraciones del presidente de Bolivia, Evo Morales, sobre el diferendo marítimo que los dos países mantienen en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya y aseguró que durante su mandato Salvador Allende "nunca negoció mar".

En un programa de radio difundido este martes en su país, Morales aludió al presidente Salvador Allende para cuestionar a la izquierda chilena, señalando que el fallecido mandatario "era un verdadero socialista. Sí. No como ahora que hay falsos socialistas en Chile".

A través de su cuenta de Twitter, el canciller Muñoz rebatió las declaraciones de Morales y aludió a la política exterior seguida por el gobierno de Allende.

"Presidente Morales dice que Allende era verdadero Socialista. Bien. Pero Presidente Allende nunca negoció mar y defendía principios, respeto a tratados", señaló Muñoz.

Las relaciones entre Bolivia y Chile se han tensado desde que el Gobierno de La Paz presentó en 2013 una demanda en la CIJ para exigir que Chile negocie una salida soberana al Océano Pacífico que perdió en una guerra en el siglo XIX.

Chile ha rechazado este reclamo argumentando que los límites entre ambos países quedaron claramente establecidos en un tratado en 1904.

También ha cuestionado la competencia de la CIJ para ver el caso, considerando que ese tribunal solo puede dirimir disputas que se hayan presentado tras su constitución en 1948, fecha posterior a la vigencia del convenio entre Chile y Bolivia en 1904.

Sin embargo, el presidente Evo Morales ha dicho que la postura de Chile significa desconocer el derecho internacional.

El portavoz del gobierno chileno, Álvaro Elizalde, también reaccionó a las declaraciones de Morales y dijo hoy que lo importante es la solidez de los argumentos jurídicos que presente el país.

"Aquí lo importante es la solidez de los fundamentos jurídicos que Chile ha esgrimido para defender su postura, fundamentos jurídicos que se basan en principios fundamentales como el respeto a la ley internacional y también el respeto irrestricto a los tratados internacionales", dijo Elizalde.

Ambas naciones han desplegado ofensivas diplomáticas para demostrar la validez de sus argumentos.

El tribunal de Naciones Unidas anunció esta semana la convocatoria de cuatro días de vistas orales, del 4 al 8 de mayo próximo, sobre las objeciones preliminares presentadas por Chile.

Tras escuchar a las partes, la corte emitirá un fallo en el que se declarará con o sin competencia en el contencioso.