Santiago. El ministro de Defensa de Chile, Jaime Ravinet, presentó este jueves su renuncia al cargo, en la primera baja de un alto funcionario que enfrenta el presidente Sebastián Piñera a menos de un año de haber llegado al poder.

Medios locales mencionaron que la renuncia de Ravinet, quien había sido mal evaluado por desafortunados comentarios, podría gatillar un ajuste más amplio en el gabinete del gobierno de centro derecha.

"Recurrí al ministro (del Interior, Rodrigo) Hinzpeter para por su intermedio presentar mi renuncia indeclinable al cargo de ministro de Defensa. Hemos conversado hace un rato con el Presidente en el sur y yo he tomado la decisión de renunciar en forma indeclinable", dijo Ravinet a periodistas.

"Yo tomo la decisión por razones personales, particulares. No hay ningún tema político, ninguna diferencia importante en esta materia", agregó.

El funcionario había generado una polémica interna por dos comentarios públicos en medio de una investigación sobre un presunto sobreprecio en un puente de guerra instalado tras el terremoto de febrero de año pasado.

Durante el proceso, Ravinet sugirió que de obligarse a las fuerzas armadas a revelar algunas informaciones sobre la compra del puente podría hacerlas reticentes a colaborar en nuevas situaciones de emergencia.

La dimisión, que fue aceptada por el gobierno, ocurre en momentos en que Piñera enfrenta una sensible baja en su aprobación, mientras medios especulan que el líder de centro-derecha está preparando un ajuste mayor en su gabinete de cara a un año marcado por varias reformas clave.

Mientras se encuentra reemplazo del ex ministro Ravinet, el cargo será ejercido por uno de los subsecretarios de esa cartera.