Por 58 votos a favor y 56 en contra fue aprobada en la Cámara de Diputados la acusación constitucional contra el ministro de Educación Harald Beyer, presentada por la oposición.

La votación fue recibida con manifestaciones desde las tribunas, donde estaban apostados militantes de la UDI, que rechazaron la decisión y lanzaron gritos contra la Concertación, mientras por otro lado celebraron los estudiantes y funcionarios de la Universidad del Mar, además de asociados de Andime, la agrupación de funcionarios del ministerio de Educación.

Pese a que mantuvo la incógnita hasta el final, y advirtió que este proceso estaba dirigido a "crucificar" a Beyer, el diputado ex PPD y ex PRO René Alinco finalmente votó a favor del libelo, terminando de inclinar la balanza contra el secretario de Estado.

Con esta decisión, el libelo acusatorio pasa al Senado, donde la oposición tiene mayoría. La sala además decidió instalar una comisión de tres diputados, integrada por el DC Fuad Chahin, el PS Manuel Monsalve y el PPD Marco Antonio Núñez, encargado de presentar la acusación ante la Cámara Alta.

En el libelo se acusa al ministro Harald Beyer de infracción al principio de probidad administrativa; omisión del cumplimiento de las obligaciones ministeriales, en particular la de fiscalizar las actividades del sector del Ministerio de Educación y; no ejercer el control jerárquico permanente sobre los órganos sometidos a su dependencia.

El debate. La acusación a Beyer fue presentada por la diputada ex PRI Alejandra Sepúlveda, quien reiteró que el secretario de Estado "recibió todas las denuncias" por el lucro, "y no hizo absolutamente nada".

"Perdónenme, pero aunque ustedes no quieran reconocerlo, el ministro mintió", declaró la parlamentaria, argumentando que la acusación es una "consecuencia directa del agotamiento de todas las herramientas legales y constitucionales para que este ministro haga cumplir las normas" contra el lucro.

"La sociedad chilena no aguanta más el lucro en la educación superior", expresó al finalizar su intervención, para dar paso al abogado Enrique Barros, designado por el ministro de Educación Harald Beyer para hacerse cargo de su defensa.

Barros salió al paso de la acusación, señalando que ésta "adolece de falta de proporcionalidad" y "constituye un grave abuso de la institucionalidad".

Luego, el ministro catalogó como "injustas y faltas a la verdad" las denuncias, y planteó que "si han revisado los antecedentes de esta acusación se habrán percatado que no hay nada en ello que sirva para validarla. Aún más, si de algo me he preocupado es de alterar el status quo que ha afectado a la educación superior por tanto tiempo".

* Lea además en Nacion.cl Guía para entender la entrega del Bono Marzo 2013