Unos 15 dirigentes de las organizaciones movilizadas en Aysén llegarán la tarde de este jueves al palacio de La Moneda para dialogar con el Vicepresidente de la República, Rodrigo Hinzpeter, un eventual nuevo acercamiento que permite distender el agitado conflicto.

Iván Fuentes, vocero central del movimiento, indicó que indicó que aceptaron una invitación del gobierno (la que no se ha confirmado públicamente en el Ejecutivo), la que valoró al término de una reunión con toda la mesa en la que aclaró que no hay condiciones por ninguna de las partes para la cita.

"Ni ellos nos han puesto condiciones ni nosotros vamos a poner condiciones. La conversación va a ser allá y la verdad es que aquí hay una posibilidad, otra vez, de poder llegar a un acuerdo (...) Si hay una disponibilidad, no somos quiénes para despreciarla", señaló.

Agregó que la prioridad en el viaje a la capital es el retiro de los efectivos de Carabineros y de las querellas por Ley de Seguridad: "La preocupación principal hoy es que se retiren las Fuerzas Especiales y que nuestros 22 vecinos resuelvan su problema y se saquen ese peso de encima".

El dirigente apostó al apoyo de otras organizaciones en Santiago para lograr acuerdos con el Ejecutivo: "Nosotros creemos que vamos a avanzar mucho porque hay muchas organizaciones sociales que nos están esperando allá en donde nos podemos juntar y podemos hacer fuerza común para seguir trabajando a nivel nacional".