Tegucigalpa. El gobierno de Chile, a través de su representante en Honduras, entregó este martes el informe elaborado por los Carabineros, que contiene el diagnóstico sobre la Policía Nacional y las recomendaciones para la comisión de reforma.

Durante una ceremonia oficial, el embajador de Chile en Honduras, Rodrigo Pérez, entregó el documento al presidente Porfirio Lobo, el cual calificó como una "una aproximación lo más fiel posible a las percepciones generales en relación a la visita de los Carabineros de Chile".

"Lo más relevante desde el punto de vista mío es una base inicial en torno a la cual se va a estructurar el plan de asistencia a Honduras", sostuvo Pérez, sin proporcionar mayores detalles sobre el documento.

De acuerdo al diplomático, las recomendaciones están encaminadas a reforzar la doctrina institucional de la Policía de Honduras, su disciplina y competencias.

La estrategia planteada por Chile se divide en dos etapas: la formación de expertos y el desarrollo del plan estratégico, y la implementación del mismo.

"El próximo paso que tenemos que dar luego de la entrega y la validación por parte del gobierno de Honduras de este plan, es cuantificar los recursos y luego comenzar a ejecutar", señaló.

El plan permitirá "terminar con la lacra que significa la delincuencia, el crimen organizado, el narcotráfico. Para eso lo más importante es fortalecer las instituciones que tienen las repúblicas, en este caso, la Policía Nacional de Honduras", detalló.

Además, manifestó a Lobo Sosa su intención de continuar trabajando con Honduras para eliminar la delincuencia.

El mandatario hondureño agradeció posteriormente la pronta respuesta del gobierno de Sebastián Piñera a su solicitud de apoyo y confirmó la incorporación del general Aquiles Blu Rodríguez como miembro de la comisión de Reforma Policial, integrada por los hondureños Víctor Meza, Omar Casco y Matías Fúnez.

La primera comisión de Carabineros de Chile llegó a Tegucigalpa en enero pasado  para realizar el análisis de la problemática que enfrenta la Policía hondureña.

El diagnóstico fue elaborado tras un compromiso asumido por el presidente chileno Sebastián Piñera, con el presidente Porfirio Lobo, encaminado a respaldar las acciones que en materia de seguridad que ha tomado el gobierno.