El gobierno de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, envió este jueves una nota de protesta a su similar boliviano por la entrega a los asistentes a la última cumbre del G77+China de un mapa que incluye el departamento del Litoral, hoy en territorio chileno, y en el que está emplazado un denominado "reloj del sur", con numeración y manecillas que giran al revés.

La nota de protesta fue entregada en la mañana a la cónsul boliviana Magdalena Cajías, según informó el portal digital emol . La decisión había sido anunciada ayer por el canciller Heraldo Muñoz, quien consideró que “esta sorprendente representación cartográfica constituye un gesto inamistoso hacia nuestro país”.

El canciller David Choquehuanca explicó el martes que el reloj con numeración y manecillas que giran al revés está en un mapa que incorpora el territorio del Litoral, arrebatado por Chile en la invasión y posterior guerra del Pacífico.

“Este reloj que presento ahora tiene además un mapa con nuestro mar, nuestro Litoral, que nos tiene que recordar que nuestro mar es irrenunciable. Tenemos que recordar eso todos los días, todas las horas, todos los minutos”, señaló el martes Choquehuanca.

Bolivia distribuyó 200 de esos relojes entre los asistentes a la cumbre del G77+China de Santa Cruz, entre el 14 y 15 de junio.

Muñoz consideró que el acto “contradice las seguridades que entregó el gobierno de Bolivia en el sentido de no introducir elementos ajenos a la agenda de la Cumbre G77".

La administración de Morales llevó el caso marítimo a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), por considerar que el diálogo arrastrado desde hace más de 100 años no logró encontrar soluciones el diferendo. Santiago analiza si impugnará y en qué plazos la competencia del tribunal.